20 de diciembre de 2015

Encuentra las diferencias

Como cada año toca realizar la migración navideña a tierras lejanas, para reunirnos con la familia política y esas cosas que hacemos siempre. Siempre he dicho que el clima de La Laguna recuerda mucho al de Santiago de Compostela, nubes, humedad, lluvia todo el año. Veamos que nos aguarda en los próximos días (allí) comparando con lo que dejamos atrás (aquí):

Aquí:
 Allí:

Apenas diferencias, más nublado y algo más de lluvia en las tierras celtas, un fisco más de frío, siendo un fisco eso de que las mínimas aquí, en la lluviosa Laguna, sean las máximas allí. Pero todo se compensa, no sé, así a voz de pronto se me ocurre: navajas, marisco, tapas, comida comida comida. Ojalá el ácido úrico tenga compasión de mí y el vino, al ser de los mejores caldos (que para eso el suegro es buen bebedor de vino), respete mi hígado.

¿Y mi previsión para las elecciones de hoy? Pues mira, me voy a mantener en mi línea y me atrevo a decir que será un "lo bonito que pudo haber sido y la mierda que fue". Obstinadamente realista, siempre podré alegrarme si me equivoco y si tengo razón decir lo de "te lo dije". No, no confío lo más mínimo en la gente que me rodea, compatriotas les dicen.

En fin, que Doraemon nos coja confesados. Sean buenos y no digo que desconecto porque más no creo que sea posible. Y en los viajes normalmente sorprendo y actualizo cosas. ¡Salud, buena semana y mejores fiestas!
Share/Save/Bookmark