3 de diciembre de 2014

Batiburrillo (actualizado y editado)

Siempre me ha jodido que tomen decisiones por mí. Siguen haciéndolo, pero cada vez me importa menos. O al menos lo aparento, que no es lo mismo pero me da igual. Además, ahora al menos ya tengo banda sonora.


¿Sería mucho pedir que se trabajaran las páginas web oficiales un poco más? Porque sí, resultan muy bonitas, con muchas fotos y colores pero la información o la operatividad son nulas. Dos ejemplos. Vas a la Seguridad Social para informarte de los pasos necesarios para ser autónomo y saber cuánto te costaría y qué te supondría (no, no soy "emprendedor" ni quiero serlo, pero me ha surgido alguna oportunidad como freelance y quería explorar el tema para hacer las cosas de forma legal); resumen tras el par de horas de desespero y exploración: decides mandarlos a tomar por culo y que le den de paso al país tras acabar igual que empezaste. Aquí nunca jamás se podría decir lo de "no preguntes que ha hecho tu país por ti sino que puedes tú hacer por tu país"; bueno, sí, mandarlo a tomar por culo porque ya llevamos demasiado esfuerzo gastado en él  Pues nada, que me sopla Luka en comentarios que la web a la que debería haber ido es ésta, la de la Seguridad Social. Pero como si no me quejo no soy yo, creo que en este caso se peca de todo lo contrario, de un exceso de sobriedad y tecnología de los 90. Porque sí, hay mucha información, pero creo que mal presentada (por ejemplo, para ver alguna de ella te tienes que descargar un zip de 50 Mb). Sigo pensando que sin pecar en el visualismo excesivo se podría hacer mucho mejor. Y sigo sin enterarme de todo lo que querría. Y la verdad, que si lo que voy a cobrar son, por ser hipotético pero suficientemente cercano, 500 € por dos semanas de trabajo, pagar más de la mitad a la SS me parece excesivo. Igual son cosas mías, oiga.

Segundo ejemplo. Te conectas certificado digital mediante a la página del Servicio Canario de Empleo (ésa es otra, el puto java y sus circunstancias). Exploras las opciones que te ofrece cuando sabe que eres tú. Descubres que puedes cambiar el correo electrónico y poco más. Pero ya que estás, como tienes que pedir permiso a tus padres para ir de viaje, aprovechas y pides hora para ello. La web ignora por completo que estás conectado con nombre y apellidos y te obliga a meter todos tus datos de nuevo para darte cita. Pues no lo veo lógico, no; se ve que no te lo enseñan (lo de la lógica y la racionalidad) en la facultad (o FP) de Informática o de Políticas o de consejero inútil.

Yo no soy clasista* ni nada por el estilo PERO (sí, vale, lo sé) la gente está sobrevalorada. A ver, entiendo que vivimos en La Laguna, la Santiago de Compostela canaria, donde llevamos en invierno desde el verano o antes (hay quien dice que desde el pleistoceno). Y sé que hace frío, llevo dentro de casa un forro polar y para vestirme tras ducharme enciendo la estufa. Pero tío (o tía), si vas a estar en un sitio público esperando a que te llamen podrías asegurarte de que no hueles mal; aunque sea un baño checo o un agua en los alerones. Joder, que no tengo casi olfato entre el tabaco y otras cosas, por lo que si yo me doy cuenta los demás ya me puedo imaginar. Ains, a ver si se da ya el salto tecnológico de una puñetera vez y se puede hacer todo por internet.

En fin, tras esta inmersión en la realidad sociocultural canaria y ya que estaba por la calle me di un salto por el Café Central. De verdad, si estás por La Laguna City no puedes dejar de pasar, frente a Correos, una excelente atención, desayunos baratos y muy ricos menús a buen precio. Y no lo digo sólo porque sean amigos, que también, sino porque es verdad de la buena (si no fuera cierto, me quedaría callado); el cocinero tiene muy buena maña. Sin embargo, salí con (más) cara de tonto; N. me presentó a la madre, que andaba por allí, y mientras yo decía algo como "pues diría que no te conozco" ella dijo todo lo contrario. Mi memoria, yo y otros animales. Ahora a averiguar de qué, cuándo, por qué, ains. Luego me preguntan por qué no salgo más.

¿Y la pTesis? Ahí, esperando a que recupere la ilusión que me robaron. Espero sea en breve, de verdad de la buena.

Y hala, que por hoy ya es bastante. Número de ofertas en Canarias a las que mi perfil se adapta más que sea un fisco: 0. Seguiré jugando, que hay miles de premios (jajajaja). Sean malos y tal.

(*) Actualizado: sí lo soy. Estamos nosotros, los pobres y obreros, aunque sea con carrera y curro de poyata, y están ellos, los opresores. La clase media no existe, no te hagas ilusiones. Eso sí, ser obrero no está reñido con la higiene o no debería estarlo, al menos un día normal a las 11 de la mañana; si es a las 1700 a la vuelta de trabajar sí que es comprensible.
Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

luka dijo...

Hola. En vez de ir a esa web que apuntas, prueba www.seg-social.es, tendrás toda la información que necesitas sobre autónomos. Y si entras con tu certificado digital em la sede electrónica de la propia seguridad social, https://sede.seg-social.gob.es/Sede_1/index.htm En la pestaña ciudadanos -- acceso con certificado digital podrías hasta darte de alta directamente. Un saludo

exseminarista ye-ye dijo...

¡Gracias! Lo analizaré concienzudamente :D

¡Salud y saludos!