24 de noviembre de 2014

Traducciones para gente literal.

Muchas veces, cuando estás inmerso en interacciones sociales, te enfrentas a conversaciones en las que se dicen cosas que no significan lo que literalmente quiere decir. Debo decir que muchas veces este tipo de cosas son difíciles de pillar para alguien que sea como yo, raro de cojones más bien literal. Esto lleva a confusiones y malentendidos, a veces simpáticas, a veces (las más) no.

Por poner un ejemplo así, al azar. Es muy posible que alguna vez escuches como alguien te dice algo como "no me importa si dices que no". ¡Enciende las alarmas!, pues aunque cuando tú dices eso (en este caso "tú" soy "yo") quieres decir realmente eso, que no te importa de verdad de la buena, la gente normal no. Lo que ellos te quieren decir es "me importa muy mucho si dices que no", que lo sepas.

Y si después de esa frase viene (que siempre lo hace) un "pero" ten claro que el pero es una partícula que anula todo lo dicho antes*.

En fin, y así seguimos, aprendiendo cosas nuevas a diario y también decepcionándonos a casi igual velocidad. Dicen que a base de palos se aprende, pero empiezo a pensar que soy tonto del todo (bueno, ya lo pensaba de antes, empiezo a estar convencido). Cada vez cuesta más salir de casa, pa' qué, ¿¡pa' cargarla!?, que decía el chiste. Total, todos morimos solos.

Buena semana si eso.

(*) Actualizado: espera, que si el pero anula todo lo anterior y lo anterior significa todo lo contrario de lo que se decía, entonces lo que se decía era cierto. No entiendo nada entonces. O sí, o yo qué sé.
Share/Save/Bookmark