12 de agosto de 2014

Londres, día 1 (editado)

Aquí estamos por fin. La verdad es que para ser de Ryanair el vuelo fue bastante bastante bien aunque tal vez influyó el estar en salida de emergencias.

Llegamos a Standsted, aeropuerto situado en mitad de la campiña, tren hasta la estación de Liverpool St. en plena hora de salir del trabajo (¡la locura!, gente corriendo por todas partes y uno con la maleta como Paco Martínez Soria en busca de la TravelCard).

Metro, lluvia (Londres en agosto, lo normal) y llegar al hotel. 

Que vamos a ver, limpio y céntrico sí que es. Pero chiquito chiquito y con menos detalles que un seat panda (véase las fotos adjuntas, al menos tiene ventana a la calle pero he estado en camarotes más grandes, incluido el baño; mas el precio inmejorable). Vamos, que perfecto para dormir y tener la base.

La habitación, minúscula.

Patear el barrio, Paddington, con muchos sitios donde comer y bastante vida, más lluvia,  encontrarnos con unos amigos y echarnos para cumplir las tradiciones nuestro primer fish&chips.

El baño, digno de un pesquero.

Y ahora a la cama que mañana será un día muy largo. Para mí que el suelo se mueve...
Venga, mañana más. O no. O yo qué sé.

Vistas desde la habitación.

Share/Save/Bookmark