2 de junio de 2014

¡El yayo Juáncar se va!

Sí hombre, el Bobón, digo, el Borbón, el primero de su nombre, el rey biónico, sí, ése. ¡Qué ha abdicado!

Qué quieres que te diga, así rápido (porque hay que trabajar), para mí que es sencillo, ya ha ahorrado suficiente para la jubilación y le apetece fundirse la pasta en elefantes muertos y Corrinas (¿o Corinas?), divorciarse de una puñetera vez y aprovechar que la empresa familiar aún está en marcha, a pesar de que nos gustaría otra cosa, para colocar de una vez al niño a ver si se gana también el sueldo futuro para cuando (si) lo echemos, sí, Felipito.

Eso y que hay que distraer la atención. Seguro que aprovechando la movida que se viene nos la van a colar bien gorda, no sé qué pero algo nos van a meter, tú espera y verás.

¿Me alegra? Pues poco, siempre he sido más de ahorcar al último rey con las tripas del último cura y éste se nos escapa por ahora. Pero bueno, siempre nos quedará el niño. Y Letizia.

Hala, buena semana y tal.



Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

ANuRa dijo...

Mira que es tonteria, pero llevo media manyana dandole vueltas a si a partir de ahora el Premio Principe de Asturias sera considerado Premio Princesa de Asturias y si la ex-Infantita tiene ya edad para leer el discurso de introduccion del mismo. O tendremos una pausa hasta que tenga una edad?

Lo dicho: tonteria.

exseminarista ye-ye dijo...

Pues como el país es el que es y no habrá guillotina ni nada por el estilo, has acertado plenamente: será Princesa de Asturias y como le estamos pagando la mejor educación que le podemos pagar seguro que sí podrá leer el discurso.

Lo dicho: país :P