9 de abril de 2014

Mi primera cana

No, en la cabeza no, desde que en los tiernos 18 me echaron 30 y pico, antes incluso, mi cabeza ha estado salpicada de pelo blanco, salpicaduras que con el tiempo evolucionaron de modo que en la actualidad, con poco más de 40, y desde hace unos cuantos años la situación se ha invertido por completo, tengo por pelo un mar de espuma blanca, con algún negro superviviente disperso por ahí.

Así que no, la sorpresa sería que aparecieran más pelos negros allá arriba.

Tampoco me ha aparecido en el resto del cuerpo. Afortunada o desafortunadamente (porque me da absolutamente igual) el resto del vello es casi íntegramente negro, con alguna salteada pero sin hacerse notar, no, allí no es.

Fui a ponerme las lentillas y allí estaba, mirándome fijamente, ¡una pestaña blanca! Lo nunca visto. En fin, voy a tener que usar rimmel más a menudo.
Share/Save/Bookmark