5 de noviembre de 2013

Un consejo no pedido que te doy

Sábado noche, cubata va, cubata viene y entre medias algún cigarrito. Lamentablemente para esto último hay que salir del local lo cual al menos viene bien en dos sentidos: respiras aire limpio (gracias al tabaco antes no nos dábamos cuenta de que la gente apesta y mucho) y ves a la gente pasar. Vale, nada de esto está al nivel de poder fumar mientras bebes, pero en fin, gracias ZP y tal.

Pasa una furgoneta y al ver que un coche va a salir frena y da marcha atrás. Lo normal. Un ciclista le supera por la derecha, para, se quita los cascos de música y empieza a echarle la bronca a la conductora porque casi le da al retroceder. De hecho da la vuelta, se le aproxima a la ventanilla y sigue embroncándola.

¿Y sabes? Normalmente estaría contigo como ciclista ocasional (y puntualmente frecuente) que soy. Fui mucho en bicicleta en mi adolescencia, un año y pico que estuve en los EE.UU. hice decenas de kilómetros diarios y cuando he tenido una he seguido usándola también a diario (hace año y pico la temporada más reciente). Así que sé perfectamente los peligros a los que se enfrenta un ciclista en la calle.

Pero esta vez no, no tienes razón. Porque hiciste una estupidez (y mi mamá decía que estúpido era el que hacía estupideces) y ésa es ir en la bici a las 12 de la noche sin una puta luz. Además de como ciclista te hablo como conductor también: ¡si no te veo como narices voy a tener cuidado contigo!

Así que hazte un favor y antes de ponerte a echarle la bronca a una pobre piba vete al diezcatlón o alguna tienda de deportes y píllate unas luces, te lo digo por tu propio bien. Y quítate los putos cascos, hostia.

Y es que hay gente que me hostiliza, de verdad de la buena.
Share/Save/Bookmark

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo el otro día tras tirarme un rato detrás de dos ciclistas que iban en paralelo de cháchara por una carretera general en hora punta se me ocurrio tocarles la pita. No veas la que montaron, hasta violentos se pusieron.

ANuRa dijo...

He sido tambien ciclista y me asombra que haya gente asi: yo le tenia a las carreteras un respeto cercano al panico. Incluso en Ciudad Condal ir en bici, con sus carriles y buena iluminacion, me hacia sentir tremendamente desprotegida (tambien cabe decir que se lo facil que es que te revienten la zona abdominal y eso condiciona). Otro caso jodido es cuando, como conductor, tienes a un ciclista enfrente, que lo ves, que lo ves, y el muy joputa no se le ocurre senyalizar que a girar. El tio decelera, a ti te pilla desprevenid@ con el freno casi a destiempo, el conductor que tienes pegado en el culo se acuerda de tus muertos, al tipo que viene en direccion contraria con su coche le entra colitis, y tienes a tres conductores con una taquicardia mientras que el ciclista se queda tan pancho, a lo sumo haciendote la senyal de "eres tu el que tiene que mirar, que yo tengo preferencia, cabron". Te hace sentir suma y repentina simpatia por el creador de Carmaggedon, voto a brios...

exseminarista ye-ye dijo...

-Anónimo: es que la gente está muy susceptible. Eso y que muchos son gilip...

-Anura: lo peor es que hay gente para todo y en todos los bandos. Y la gran mayoría, como en el resto de las cosas, lo único que mira es su propio ombligo. Y así nos va.
Y aunque a veces sí que iba a tumba abierta también me di suficientes hostias de pibe como para tener extremo cuidado; de hecho, he tenido antes las luces que la bici, je (y ahora las sigo teniendo aunque no la bici).

Gracias por pasar y tal.