4 de octubre de 2013

Hacerles el juego (o el voto de la estupidez)

"Escaños en blanco llega a Las Palmas, un partido político para vaciar el Parlamento", dice el titular. "Trata de hacer visible el descontento social atrayendo el voto en blanco de los ciudadanos", dicen. Idiotas, digo yo, o quintacolumnistas a sueldo de los de siempre, tampoco lo descarto.

Porque a ellos que dejes la mitad de los escaños vacíos les importa un pito, le harán el mismo caso que a todas las manifestaciones o legajos de firmas; lo único que realmente les molestaría es que les quitaras el poder (eso o un paquete de los que ya no se mandan), que les arrebataras el chollo, que se hiciera una limpia de corruptos.

¿Porque sabes lo que va a pasar si sacas el par de escaños en cualquiera que sea el organismo al que te presentes? Nada, absolutamente nada. Los de siempre van a seguir creando sus mayorías y encima habrás colaborado con tus votos a excluir a otras minorías que pudieran haber accedido. Mejor habría sido que te quedaras en casa pues al menos esos votos no entrarían en el cómputo.

Me recuerdan a esos punks o hippies que he conocido en mi largo periplo de vida social, ahora parece demasiado tiempo atrás. Eran todos muy antisistema, muy vive la vida, muy cambiémoslo todo, pero luego te ponías a escarbar y descubrías que muchos de ellos (he dicho muchos, oiga, que conocer conozco honrados y eso) eran antisistema y antitrabajo porque se lo podían permitir, porque eran niños pijos a los que sus papás les pasaban su asignación mensual de por vida. Así hasta yo, joder.

¿Quieres cambiar el sistema y/o hacerles entender que estás descontento? Veo dos opciones: empieza una Revolución (oye, a los barbudos les salió bien) o consigue que los partidos realmente de izquierdas no se presenten fragmentados como siempre, sino creando un frente único contra la derecha (recuerda, PSOE = derecha).

¿Vaciar el Parlamento? ¡Lo que hay que hacer es llenarlo pero con los nuestros!, que no siga copado por la lametocracia y los corruptos, hostiayá. Es que me cabrea tanta estupidez, tanto buenrollista idiota que cree que ocupando las plazas hace algo.

Venga, que me voy de cumpleaños, a sumergir la mala baba en kalimotxo y ron. Feliz finde y a ser malos por mí, que ya no ejerzo. O casi.
Share/Save/Bookmark

6 comentarios:

eulez dijo...

Me parece muy sorprendente que tengas tan claro quienes son "los nuestros". Si es tan evidente, claro, vótalos. Mucha gente no lo tiene tan claro. Yo no lo tengo tan claro. ¿El PSOE son "los nuestros"? ¿Lo es Izquierda Unida? ¿EQUO? En fin, a lo mejor pensar eso no es una estupidez pero si es tremendamente ingenuo. Los nuestros, qué bueno.

exseminarista ye-ye dijo...

Ciertamente, a pesar de todo sigo siendo bastante ingenuo y utópico; veo más necesaria que nunca la creación de un nuevo "frente popular", de una nueva gran coalición de izquierdas (recordando que PSOE no es izquierda) que supere los puñeteros personalismos (uy, yo es que soy muy ecologista, dice uno, pues a marxista no me gana ni dios, dice el segundo, ¡primero va la nación catalana y luego la justicia social! dice el tercero) y luchen juntos para cambiar esto.

No pasará pero deberían tener un poco de visión, joder. Y como no pasará pues intentar apoyar a los que más se acerquen a buscar/luchar por dicha justicia social y que más probable sea obtengan representación.

Sigo pensando que decir "pues hala, ahora protesto y no ocupo mi escaño" es hacerles el juego a los de siempre. ¡Moviliza a los desencantados para que sí voten, hostia! ¡Y a los que se quedan en casa!, qué joder, si ese casi 50% decidiera hacer algo útil algo se podría hacer.

O no, o yo qué sé; sólo soy un triste (a veces) biólogo sin futuro o algo así.

Salud y tal.

Omoloc dijo...

Buenas, yo soy uno de esos "idiotas" que apoya a Escaños en Blanco. Voy a intentar explicar mi postura muy resumida:

- La idea general no es dejar el escaño vacío y ya. Es dejar el escaño vacío y que ese escaño cuente para las mayorías necesarias en las votaciones.

Es decir: que si hay un 30% de escaños vacios, se necesite un 80% del resto para sacar iniciativas adelante.

- Tu propuesta es una teórica unión de un grupo de izquierdas (primer fallo: entre la abstención, voto en blanco y nulo hay mucho votante de derechas cuyo voto "en contra" también debe contar con escaños vacíos y nunca se unirían a lo que propones) puro que nos defendiera honestamente a todos.
La propuesta es preciosa pero ¿existe? ¿cuando llegan las elecciones tenemos esa opción?

Yo solo veo grandes partidos con gente que vive del tema que salen todos los días en los medios de comunicación y que solo luchan por tener su propio sueldo a fin de mes, levantando para ello la bandera que haga falta.
Partidos que no dudan en llevarse jugosas subvenciones, en crear Fundaciones para llevarse más de esas subvenciones. Incluso entre nuevas propuestas "regeneradoras".

Y aparte de eso veo pequeños partidos que nunca tendrán opción a llegar al Parlamento, y que, si por un casual lo consiguieran, probablemente se corrompería antes de llegar a crecer lo suficiente como para cambiar nada por el mismo sistema que corrompe todo lo demás.

- Por último, ese escaño vacio implica muchas cosas:
1. pérdida de legitimidad. Estamos hartos de que recurran a un supuesto respaldo en las urnas que en realdiad no tienen. Al menos que no puedan usar ese argumento.
2. pérdida de colocación de personas afines. Al eliminar ese "puesto de trabajo", se les priva de un sueldo a uno de los suyos. Y no solo eso: el número de Asesores, se asignan en función de los escaños conseguidos, con lo que los "puestos" que pierden no es solo uno, sino unos cuantos (todos ellos con un jugoso sueldo, que pagamos nosotros, no ellos)
3. Pérdida económica. La subvenciones para financiación de partidos y para gastos electorales, y para las fundaciones asociadas a los partidos, también se reparten en función de los escaños obtenidos, por lo que una pérdida de estos se traduce en una perdida económica importantisima para unos partidos que viven de ellas.


Pero al final, lo más importante de todo, es que es mucho más democrático. El Parlamento es la representación de los ciudadanos. Si alguien se molesta en ir a votar, su voto debe valer exactamente lo mismo que el de cualquier otro, tanto si desea votar a un partido como si no quiere hacerlo.

Espero haberte aportado un punto de vista distinto.

Un cordial saludo.

exseminarista ye-ye dijo...

Me sigue pareciendo algo poco efectivo y poco más que un gesto inútil. Porque en primer lugar se podrá seguir aprobando todo lo que quieran, tu ausencia da igual.

En segundo lugar y si te soy sincero (y si quieres antidemocrático) que el votante de derechas se quede en casa sería algo que aplaudiría y apoyaría. Lamentablemente en este país el votante de derechas típico va siempre a votar; el de izquierdas es el que se la coge con papel de fumar y se queda en casa diciendo para qué (obviando, claro está, a la gran masa de indiferentes).
Y desengáñate, cualquier votante de derechas verá tu opción como un montaje del 15M o similares y no les votaría, porque ésos a saber qué hacen luego...

Este supuesto grupo de izquierdas al que me refiero, que es lo que a mí me interesaría, debería ser un nuevo frente popular, que lograra olvidarse de sus diferencias en busca de lo comú, de la justicia social. Suena utópico, sí, pero no imposible pues ya se ha hecho anteriormente en este puñetero país.
Y el que me diga que no es ni de izquierdas ni de derechas, como intuyo son los de escaños en blanco, es (parafraseando a no me acuerdo quién) de derechas o ignorante (con perdón).
Como no pertenezco a ninguno de dichos partidos lo que me corresponde es hacerles llegar mi opinión a través de diversos métodos, bien por militantes que también son amigos, bien vía otros foros. Obviamente, cuando llegue el momento y si no ha sucedido (lo que sería muy malo pues si es necesario éste es el momento en que lo es más) utilizaré mi voto de forma inteligente.

Y de lo que me dices de los pequeños partidos que de forma hipotética se dejarían corromper nada más conseguir algún escaño, eso es presuponer demasiado. Por un lado y por lo menos a nivel municipal, que con las leyes que tenemos en Canarias es donde único han podido llegar, la gran mayoría están haciendo un gran papel. Por otro lado y aún más importante, es una absoluta falacia: ¡lo mismo podría aplicársele a ustedes! ¿Cómo me aseguras que el que consiga escaño de los "tuyos" no se va a corromper, quedar con el escaño, que para eso es suyo, y votar, p.e., con el PP? No puedes hacerlo.

Por otro lado si no existe (o no la ven) pérdida de legitimidad con un 40% o más (en función del sitio) de abstención, tampoco la verán con un escaño vacío. Repito: ¡les da igual, les importa lo más mínimo! (al PSOE, PP y nacionalismos tipo Coalición Canaria o CiU).

Considero mucho más importante intentar sumar a esa masa que pasa de todo a un proyecto de cambio, de futuro, que a algo que seguirá dejando el poder en manos de los siempre.

En fin, perdona lo de idiota si te sientes ofendido pero tiendo a ser muy mal hablado y espero que esa iniciativa vuestra no sirva para que "ellos" se descojonen aún más de nosotros, pues lo único que hará es restar más que sumar, me temo.

Salud y tal.



Omoloc dijo...

No seguirán aprobando lo que quieran. Ya te lo he explicado, pero no me has entendido: Esos votos escaños en blanco deben contarse como votos "en contra", y de esa manera necesitarán de verdad la mayoría de los votos emitidos, no solo la mayoría de los votos a partidos.

El votante de derechas siempre va a votar, eso es cierto, pero no siempre vota a PP. Cuando ha tenido alternativas las ha utilizado. Se vió en las europeas de hace 10 años con Ruiz Mateos, o en Navarra con UPN y se ha visto recientemente en Asturias con FAC. Escaños en Blanco es una alternativa de voto también para la gente de derechas que no desea votar al PP.

Escaños en Blanco es una herramienta de visualización de descontento. No es que no sea de izquierdas ni de derechas, es que no tiene ideología. ¿El voto en blanco es de derechas o de izquierdas? ¿La abstención es de izquierdas o de derechas?

Un partido pequeño que empiece a entrar en las Instituciones empezará a compartir el día a día con otros políticos, empezará a acceder a sueldos, dietas, subvenciones... eso atraerá a gente ávida de dinero, que hará lo que sea por hacerse hueco. Poco a poco los lameculos ascenderán y los decentes abandonarán. Eso es lo que pasa al tener una estructura de partidos como la que tenemos, con estructuras especialmente diseñadas para expulsar al decente y ascender al corrupto.
Escaños en Blanco no entra en ese juego. No tiene sueldos, ni dietas, ni subvenciones, por lo tanto no entrará en el juego de corrupción. ¿Qué puede infiltrarse algún traidor? Pues ahora mismo es difícil, pero teniendo en cuenta que la ley solo permite presentar partidos a las elecciones, pero luego le da el escaño a la persona, sí, podría ocurrir. Pero no sería una degeneración del partido al completo, sino eso, una traición. Esa persona estaría automáticamente fuera del partido. Los casos son bastante distintos.

Insistes en aunar esa masa a un proyecto común, y yo insisto en que ese proyecto común no existe, y si llegan las elecciones y sigue sin existir, muchos seguiremos sin tener ninguna opción de voto que nos valga mínimamente en las próximas elecciones (mayo), ni siquiera no ir a votar, porque cuando no vas a votar, ellos ganan. Lo que quiero es que, al menos, no ganen nada con mi voto.

La idea precisamente es sumar el voto de todos los descontentos.

exseminarista ye-ye dijo...

Pos fale, sigo pensando que expresar tu descontento de esa manera es inútil y tirar piedras sobre tu tejado.

Y si estás tan seguro de que todos son corruptibles es porque a mí entender tú también lo eres y juzgas a los demás según tu propio rasero, lo que me da muy poca confianza.

Si estás descontento haz algo para echarlos y que sí pueda funcionar o si no quédate en casa y no estorbes. Porque a diferencia de ti sí sé que hay gente honesta, conozco a unos pocos.

Hala, salud.