19 de agosto de 2013

Una semana

Es justo lo que queda de las vacaciones no deseadas de verano. Hoy me vine a dar cuenta de que el próximo 26 la Universidad (Troglodita) de La Laguna vuelve a abrir sus puertas y toca volver al curro tras tres semanas sin hacer nada.

Sin hacer nada. Hagamos cuentas.

Semana 1: Mudanza, mudanza, carga cajas, haz cajas, carga cajas, limpia limpia limpia, haz más cajas, carga cajas, mueve, otras cosas varias relacionadas con lo mismo y volver al principio.

Semana 2: Deshaz cajas, ordena cosas, coloca, limpia limpia, otras cosas varias relacionadas con lo mismo y volver al principio.

Semana 3 y última, ésta que ha empezado: Compras varias (por ahora) y otras cosas varias relacionadas con la mudanza. Previsiones de variar: ¡a ver si por lo menos me echo una caña por la tarde con los colegas!

Vacaciones, decían. Bueno, por lo menos ya se fue el calor y no madrugo, al menos cuando la gata quiere. En fin.

Hala, buena semana y seguiré informando. O no, o yo qué sé.

Pdta.: ¿y Rajoy, ya dimitió o algo?


Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

eulez dijo...

Estos maravillosos agostos de mudanzas y planes no-vacacionales varios ¡qué bien nos lo pasamos! #NO

exseminarista ye-ye dijo...

Ya te digo, que te voy a contar. Y esas cajas/maletas/cualquierotracosa que se quedan en medio durante semanas. Ains, que bonito el agosto y la caló :P