15 de agosto de 2013

Crónicas de Carp-Athia (Final)

Llegado ha el momento que nunca pensé vería. El exilio ha terminado y más de 3 años después abandono, junto con mi fiel felina, la lejana Carp-Athia. ¡Vuelvo a la civilización!, a un minuto andando del centro histórico de la bella ciudad de La Laguna, he rentado junto con mi ya compañera M un agradable hogar, bien aislado, nuevo, luminoso donde compartir nuestras tres vidas.

Adiós, Carp-Athos, adiós. Me voy de allí (a falta de dos cajas y una planta que está por cosechar, ¡madura, jodía, madura!) con la esperanza, que dirían Les Luthiers, de no volver nunca más.

Postdata: a ver si ahora que estoy casi estabilizado y de vacaciones retorno más a menudo, que soy de lo peor, lo sé. Salud y buen verano y tal.
Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

ANuRa dijo...

Pues si tu eres de lo peor, que sere yo, vida mia, que tengo mi blog mas abandonado que el sentido comun de Justin Biever...
Que vaya bien en el nuevo emplazamiento. Enviote sal y pan de bienvenida (virtuales, pero espero que se sientan), que es lo que se acostumbra a regalar a los que se mudan para dar buena suerte... (lo hago no por supersticion, sino porque es un gesto potito...) ;)

exseminarista ye-ye dijo...

Pues hija, ya sabes lo que tienes que hacer que escribir lo que se dice escribir lo haces bastante bien ;)

¡Muchas gracias! Le echaré la sal al pan virtual, con un fisco de tomate y aceite, eso sí :D Espero que sí, que nos vaya bien, habrá que poner toda la carne en el asador y eso.

Salud y abríguese.