28 de junio de 2013

Fines de semana que se te complican

Hoy iba a ser un viernes relajado. Reunión de laboratorio, lectura de papers acumulados, revisión de las últimas PNAS, Nature y Science, seminario de investigación, comida en el labo, cuidar a los bichitos e ir a casa. Una vez allí, pues lo típico, afeitarme, recoger un fisco, lavar algo de loza, poner quizás una lavadora, descansar y esta noche puede que quizás tal vez a lo mejor salir algo de fiesta (sin todo lo anterior, ya lo tenía claro).

Ahora resulta que nos vamos a comer fuera todos los del laboratorio y después tomar algo junto al mar. Y que G. vino de un país frío y verde por lo que habrá que tomar con ella algo a media tarde. Y ya que se está en el centro de La Laguna City pues nos quedaremos por allí y, bueno, se empalmará con la noche. Y ya verás que para mañana se les ocurre algo que hacer, no sé, la gente es que cobra y se vuelve loca.

Yo sólo quería afeitarme y descansar algo. Y salir, sí, a su hora, no tan temprano. Si ya me veo, el domingo muerto, y el lunes y el martes y.... Un estrés.

¡Es que no me quieren dejar llegar a los 44, jodíos! Y no quería celebrar mucho estos 43 recién caídos, pero me van a obligar.

Hala, buen y caluroso finde, oiga.
Share/Save/Bookmark