19 de febrero de 2013

Agradecido y emocionado solamente puedo decir: ¡gracias GenCómics!

Me encantan los regalos, supongo que al igual que la mayoría de las personas (no todas, conozco al par que odian profundamente las sorpresas); también me encanta regalar, quizás por eso aunque mi situación económica en algún momento haya sido más que precaria hago algún esfuerzo para que todos los que quiero en por ejemplo Reyes tengan al menos un detallito. Pero ésta es otra historia, que me disperso para variar.

Hasta hace relativamente poco no participaba en ningún concurso, pues sabía que las probabilidades de que tocara eran más bien pocas. Pero esto cambió cuando un par de amigas, Deprofundis y Kel, se fueron por la patilla a Corea tras ganar uno de lomografías y cosas de ésas. Entonces me dije "coño, pues sí, las posibilidades son pocas pero no nulas" y no es que me apunte a todo lo que vea, pero sí lo hago si el premio me resulta interesante.

Y éste fue uno de esos casos. Vía twitter, creo recordar que puede que quizás fuera a través de Defriki (No hay papel, webcómic que no deberían perderse), aunque tampoco me hagan mucho caso porque ya saben que mi memoria es una o ninguna, igual él es inocente de esto, me enteré de que la página GenCómics (señores de la página, una pequeña bronca, ¡pongan la tilde!) sorteaba el cómic Local de Brian Wood y Ryan Kelly, publicado en este mes de febrero por Dibbuks. Como sólo había que apuntarse comentando qué tres cómics te habían gustado más el pasado año 2012, me dije "pues palante" y éste fue mi comentario:

Los míos son: Industrial Gothic de Ted McKeever, Berín (Ciudad de Piedras y Ciudad de Humo) de Jason Lutes y, el mejor, El Predicador de Garth Ennis (la versión integral de tres tomos; increíblemente, ¡¡no lo conocía!!, recomendado a todos).

Ahí lo deje (por cierto, el segundo es Berlín, no Berín; ains, erratas erratas...) y me olvidé del tema. Al fin y al cabo eramos bastantes participantes así que tampoco le di muchas vueltas, si tocaba bien y si no, pues peor, oye, pero al menos lo había intentado.

Imagina mi sorpresa y alegría cuando me enteré, primero vía mail y después en la misma página, ¡qué me había tocado! Pues éstas son aún mayores cuando ayer me encuentro el aviso de correos y hoy llega a mis manos el pedazo de cómic, grande en tamaño, con sus 300 y muchas páginas, y espero también que en historia; de entrada el dibujo me gusta bastante y la sinopsis promete. Así que para que se lleven un botón de muestra, retomo por una vez y sin que sirva de precedente lo de "de la contraportada":

¿Acaso le importas a tu ciudad natal?

De la mano de Brian Wood (Demo, DMZ, Norhlanders) y Ryan Kelly (Lucifer, American Virgin, The New York Four) nos llega Local, una recopilación de doce historias cortas interrelacionadas que empiezan con Megan McKeenan, una joven que abandona Portland, Oregón, con sólo una mochila y ganas de viajar.

Cada uno de estos relatos emocionales es un año en la vida de esta joven vagabunda que busca un sitio que considerar su hogar, tanto física com espiritualmente. Ambientada en doce ciudades reales de Norteamérica, este volumen profusamente documentado y meticulosamente ilustrado recopila por primera vez esta serie aplaudida por la crítica que el guionista Brian K. Vaughan (Lost, Runaways, Y: The Last Man) calificó como "los retazos de vida más afilados que ha visto el medio".

"El corto independiente que no veréis en el Festival de Sundance o en el IFC". - Sequencial Tart

"Vais a querer leerlo. Confiad en mí". - Warren Ellis

"Cada página es una exhuberante imagen a tinta que debe ser saboreada". - Variety

"El mejor cómic independiente de 2007". - G4 TV

En cuanto lo termine, que espero sea pronto (¡no creo que hoy pueda empezar a leerlo, pero mañana sin falta sí!; se saltará la cola de lectura, hasta feo estaría), ya les contaré qué tal, qué me pareció.

Aquí, una prueba palpable de mi emoción o algo, la foto al sacarlo del "sobre":

No hay referencias, pero te puedo asegurar que es un libraco grande grande y gordo gordo. Todo él lleno de dibujitos, mola.

¡Y el olor! ¿Les he hablado de ese olor a libro recién impreso? Alimenta.

De nuevo muchas gracias. ¡Y muy buena semana!


Share/Save/Bookmark

3 comentarios:

Lillu dijo...

Aaaah, el olor de los libros mola mucho :D Es lo que le falta a los ebooks, jeje.

Me lo prestarás, verdad?

bsito

Lillu dijo...

Ah, y enhorabuena por haber ganado el sorteo!

+bsito

exseminarista ye-ye dijo...

Claro mujer, hasta feo estaría. Y sí que mola, sí :-)