11 de enero de 2013

Reflexiones para anormales (o más bien sobre). Y El Hobbit.

Un día de éstos me verás en las noticias. Aparecerá la vecina del primero, la del perro chico, o el de al lado, el del perro que toca los cojones ladra a todas horas, o incluso al de las dos niñas pequeñas, que sólo corren, gritan y empujan muebles. Preguntarán a los de la venta de enfrente. Todos dirán lo mismo, "parecía buena gente, siempre saludaba".

El miércoles, por fin, fui a ver El Hobbit. A diferencia de El Señor de los Anillos, en la que estuve en los tres estrenos, para ésta tardé un fisco más y si hubiera sido por mi cuenta corriente (hasta final de mes al menos; ¡gracias Mariano!, y tus puñeteros muertos) habría acabado viéndola en A3 por mucho que deseara hacerlo antes. Pero afortunadamente M. me la regaló, así que pude ir a verla en pantalla grande.

La peli bien. Me gustó. Sí, lo sé, Radagast no sale en el libro. Sí, también estoy de acuerdo, quizás al principio se hace demasiado lenta. Qué sí, que tienes razón, que la historia no era así del todo. Probablemente en su momento hice una entrada al respecto, cuando estrenaron El Señor de los Anillos (o no, ¿tenía blog por aquel entonces?, a saber), en cuyo caso se aplica todo lo que dije. Me dieron más o menos todo lo que esperaba, bonitos paisajes, grandes ciudades, elfos, enanos, magos y hobbits; más no le pedía.

De todos modos y al igual que El Hobbit como libro es bastante inferior (o infantil) al Señor de los Anillos, con la peli pasa algo similar. No sé si llegaré a tener las versiones extendidas de las tres películas para completar la filmoteca tolkienana (bonito palabro) mientras que esperé ansiosamente su salida en ESDLA, pero aún así y si tengo que darle nota le pongo un 8.

Cuestión aparte es la fauna. La fauna que me hace desear poseer un buen AK47 o una Glock o algo similar. Sí, parezco un abuelo quejándose de que la juventud no respeta, ¡pero es que tampoco eran tan jovenes, hostiayá!

A ver, llegas, te sientas en un sitio en una sala de unas 400 butacas completamente vacías. Llega el siguiente, de tu edad, igual de alto que tú, ¿y dónde se sienta? Sí, ¡¡justo delante!! ¡Su puto cabezón ocupaba media pantalla! Ésta es la primera de este individuo, que nos hizo tener que irnos dos o tres filas más atrás; joder, hay que ser gilipollas anempático, si la situación fuera la contraria por lo menos y por puta educación me sentaría un par de asientos hacia un lado. Luego ya nos olvidamos de que estuvo hablando por teléfono hasta que empezó la película (inhibidores de frecuencia en los cines ya, no sé por qué no los instalan de serie), que a mitad de la misma se levantó, se fajó, puso la rebeca (todo esto tapando la visión casi completamente) salió a comprar a saber qué y al volver hizo exactamente lo mismo pero en sentido contrario.

Y los que hablan. ¿Es tu acompañante tan tonta que tienes que estar explicándole tooooooooda la película? Tipo, y es un ejemplo real, los enanos y el hobbit entran en la cueva que es la entrada del reino de los trasgos y se oye detrás "¿ves?, entraron en una cueva". Y así durante toda la película, todas las escenas, ¡¡todo!! Y porque al principio les eché una mirada asesina y bajó el tono de la voz, pero escuchar durante las casi tres horas un chucuchucu continuo despierta también las ganas de matar.

¡Chicas!, si van al cine con un individuo de éstos, que quieren mostrar de forma estúpida todo lo que saben, ¡huyan, insensatas! (o viceversa).

Ahora entiendo a los que montan la de Dios es Cristo en medio de las películas, de verdad de la buena. Así que a practicar el autocontrol, porque educarlos ya tan tarde va a ser complicado, por no decir imposible. Autocontrol, ommmmm, respira hondo, porque si no vas a acabar saliendo por la tele.

Y pensándolo bien, a los vecinos de las niñas y del perro ladrador no les iban a poder preguntar, no. Respira, respira...

¡Buen fin de semana y eso!




Share/Save/Bookmark

6 comentarios:

Lillu dijo...

Sí. A todo.

Bueno, yo en vez de un 8 le pondría un 7 a la peli, pero en lo demás coincido plenamente ;)

bsito

exseminarista ye-ye dijo...

Oiga, aunque discrepe respeto su opinión :-D

Salud y saludos.

Var Kirme ECMALP dijo...

Yo le pondría un 8.

Coincido en que es un poco infantil... pero se lo voy a perdonar al amigo Peter Jackson.

Lo de inventarse elementos que no aparecen en el libro lo veo normal... si tenemos en cuenta que El Hobbit será una trilogía .

Y nos tocaron unos niños muy cabrones y habladores detrás... bueno la cabrona era la madre que no les mandó a callar.

Nota friki:
Radagast, el canelo (a lo canario y tal) sale en los últimos videojuegos de ESDLA.

exseminarista ye-ye dijo...

Hombre, la culpa de la infantilidad (de la peli, no de los padres de los niños; eso es imbecilidad) más que de P. Jackson es de J.R.R. Tolkien, que el libro era así.

Y ciertamente ignoraba lo del videojuego. Es un mundo al que me da miedo entrar, que luego no salgo (soy de esos que se pegan enganchados días y días sin dormir) :-P

Salud y saludos, oigausté.

Var Kirme ECMALP dijo...

Siento discrepar oigausté... el amigo Peter, de la misma manera que añadió elementos a la peli, podría haberle quitado la infantilidad heredada del libro.

¡Qué la película es del Peter y se la f... cuando quiere! :P

Saludos.

exseminarista ye-ye dijo...

Bueno, quizás es que quiso respetar la esencia de la obra, jajajaja