14 de diciembre de 2012

Un consejo médico que te doy

Dada mi completa ausencia de creatividad, al menos (y seguramente no sólo) durante estos últimos días, procedo a compartir con ustedes, ¡oh hipotéticos y nada comentadores lectores masculinos!, un sabio consejo médico que me hizo llegar un señor de Cuenca (bueno, es de Segovia, pero Cuenca suena mejor. Y total, toda Castilla es igual, ¿no?). Muy recomendable, no dejes de verlo hasta el final (hipotéticas lectoras femeninas que tampoco comentan, también se lo aconsejo, oigan). Hay un momento en que da un poco de reparo, en que tienes que cruzar las piernas, eso sí te digo (si eres tío, claro):

video

¡Tócate pero ya!

Y ahora, algo completamente diferente. Vía twitter (el enlace anterior es mi perfil, para que sepas que tengo y tal) leo una noticia sobre una orca que nacida en libertad está  actualmente en exposición y explotación en un zoo (que antes iba de loros) del norte de la Isla, de esta Isla, Tenerife. Y se ve, se siente, que el ERE está presente. ¿Han puesto ya a becarios a redactar estas cosas? Copio/pego (en color no negro) y comento el par de frases extraidas del texto (una ligeramente sacada de contexto). Todo ligeramente (los comentarios), ¡porque es viernes, hostiayá! ¿Y adivinas quién no viene al trabajo hasta el año que viene porque se coge vacaciones? Sí, yopispo, oigausté.

Se presume que Morgan pertenece al grupo de mamíferos del Atlántico Norte, especializado en la pesca de arenques. 

Pero sólo porque lo encontraron en el Atlántico Norte, no se vayan a creer.

Las hembras dan a luz crías vivas, a las que amamantan...

A diferencia de otros mamiferos marinos y no marinos, que dan a luz y amamantan crías muertas.

Qué, esperabas más, pues no, ¡qué no doy pa' más oigausté! Hala, les dejo que voy a terminar con el trabajo por este año (terminar en todas sus acepciones, incluidas las vitales) y tengo que ir a comprarle la comida a mi bicha peluda. La gata. Claro, quién si no. ¡Buen fin de semana! Y hagan como yo voy a hacer durante estas mierda de entrañables y asquerosas fiestas navideñas: quedarme en posición fetal (bueno, y de cubito supino y prono para variar de vez y que no me salgan llagas) diciendo "que pasen ya, por Doraemon". A ver si me acuerdo y cuelgo un día de éstos la curiosa iluminación navideña de la lejana Carp-Athia, para que coincidan conmigo en que estoy muy enfermo.

Sean malos y mañana sí que nos vemos por los bares. O no, o yo qué sé.


Share/Save/Bookmark

3 comentarios:

Lillu dijo...

Me encanta el vídeo. Posiblemente sea la única manera de llamar la atención de los tíos sobre ese asunto ;)

Y ánimo con estas entrañdkjslfjsdfhs, cough, cough, Navidades. Sé que no es un consuelo, pero yo estaré peor que tú, ya lo sabes XDD

muacks

Mapoto dijo...

Pues a mí últimamente no paran de tocarme los cojones... pero no creo que sirva para prevenir nada

exseminarista ye-ye dijo...

-Lillu: gracias por los ánimos, pero no me sirve para nada de consuelo. ¡Ah, Galicia, tierra de mariscos, alvariño y otras cosas menos legales, a ver cuando retorno! Pero tampoco muy pronto... XD

-Mapoto: a mí también. Y no sólo no previene, agrava ciertas dolencias, cardíacas por ejemplo. Guillotinas, hacen falta guillotinas (¿por qué acabamos siempre hablando de política? Tetas, mi próxima entrada irá de tetas, ya que tú no te pones...).

Salud y eso.