27 de diciembre de 2012

Qué alegría, qué alboroto, que el 2012 ya se acaba

Recapitulación de este año que acaba: casi que habría preferido que el cielo se cayera sobre nuestras cabezas.

Previsión del 2013: que Doraemon nos coja confesados, no nos queda nada, agárrense los machos, echaremos de menos este año. Pero desde el optimismo, que quede claro.

Ojalá me equivoque. Pero no suelo hacerlo. Salud y eso.



Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

Lillu dijo...

Dónde se coge el número para pillar puente? No de vacaciones, sino para tirarse digo, que a mí me da que van a estar muy solicitados XDD

De todos modos piensa que siempre podía ser peor. Vale, quedan pocas opciones para empeorar, pero alguna queda todavía. Podías tener turnos de trabajo infernales y una tendinitis en la mano, por ejemplo, un suponer :P O incluso no tener nada de eso, ni trabajo! Y se me ocurren más posibilidades, no te creas XD

A mí el número 13 me mola y tal :D

bsito

exseminarista ye-ye dijo...

Ya, sí, pero que las cosas puedan empeorar nunca me ha servido de consuelo :-P En fin, por ahora me dejaré las venas largas, digo.

Y como número sí es verdad que feo no es.

Salud y eso.