22 de diciembre de 2012

Huevos rellenos (edición invierno)

Edición invierno porque en casa de toda la vida se han hecho de dos maneras: los de invierno y los de verano. Así que como la época acompaña (y los hice anteayer por primera vez) ahí vamos, a contar cómo se hace este sencillísimo plato, además de sabroso, nutritivo y rico rico con fundamento.

Necesitamos (para 2 personas):

  • 4 huevos.
  • 1 lata de atún.
  • Tomate triturado.
  • Pimienta blanca.
  • Sal.
  • Perejil (hay quien prefiere echarle orégano, que también).
  • Pimiento asado en tiras.
En primer lugar hacemos los huevos duros. Tú sabes, creo que es de lo más sencillo del mundo mundial pero, opero, por si acaso te lo explico: los metes en un cacharro con agua fría, lo pones al fuego y llevas a ebullición y cuando empiece a hervir los dejas ahí durante al menos 10 minutos. En cuanto consideres que ya están hechos, los apartas del fuego (y lo apagas, que tampoco hay que gastar por gastar) y los enfrías rápidamente en agua fría.

A continuación les quitas la cáscara (truquito que aprendí el otro día, que para eso soy lento: una vez quitada toda ella, les pasas un chorro de agua y así se eliminan del todo los trocitos pequeños que pueden quedar) y los partes a la mitad longitudinalmente, dejando en un lado las claras con el agujero y en otro plato las yemas.

Ahora y ayudándote con un tenedor desmigajas las yema bien desmigajadas. Entonces le añades la lata de atún y lo mezclas todo bien mezclado. Le añades un chorro de tomate triturado, pimienta y sal al gusto y un poco de perejil bien picadito (u orégano si lo prefieres). Lo sigues mezclando todo hasta conseguir una pasta homogénea y rellenas los huevos; vamos, vas echándole un montoncito encima de cada mitad hasta gastar toda la mezcla y que todos los medios huevos tengan la misma cantidad. Más o menos. ¡Coloca los huevos ya rellenos en una bandeja o fuente que pueda meter en el horno, oigausté!

Para ir terminando se decora cada huevo con perejil picadito (tampoco te pases, un fisco; u orégano, si es lo que añadiste antes), una tira pequeña de pimiento asado y con un poco de tomate triturado (por encima y entre ellos). Y por útimo los introducimos en el horno, a una temperatura normal, no sé, 200ºC ó así, durante 10 minutos.

Los acompañamos con papas fritas (genial), arroz blanco (ídem) o nada, que ricos estar están. Mucho.

¿La edición verano? Se cambia el tomate por mayonesa y se omite el horno. Y también quedan deliciosos.

Hala, ya he contribuido un poco a la mejora gastronómica de la sociedad. Feliz fin de semana y sean malos. Y en la próxima entrada hablaremos de política, o de tetas, o no.

Salud.



Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

Lillu dijo...

Yo quiero. Ya. Bueno, espera que miro la agenda de turnos... :P

muacks

exseminarista ye-ye dijo...

Oiga, cuando quiera :-)

Salud y tal.