22 de julio de 2012

El PP (y por extensión la derecha) y el aborto

Con este gobierno de extremaderechainutilidad que nos toca sufrir cada día que empieza nos despertamos pensando en "qué coño iran a joder hoy"; analizándome ligeramente (no me gusta entrar en profundidades conmigo mismo, que hay cosas ahí dentro que ni yo quiero saber....) (bueno, sí que las sé pero prefiero olvidarme) he llegado a la conclusión de que hay tantas cosas de las que hablar, tanto de lo que quejarse, tantos a los que guillotinar, que uno no sabe por donde empezar lo que, por lo menos a mí, me lleva a una situación de bloqueo.

Pues bien, hoy nos ha tocado escuchar al antes aparentemente simpático y liberal Gallardón. Si no estabas informado, si no sabías de aquella conversación entre Fraga y Gallardón senior en la que éste le decía al zombie "Albertito es el que es de derechas" (o algo similar) tenías la esperanza de que llevara el PP en lugar de trogloditas como Aznar. Pero ha sido llegar a ministro y enseñar su cara y convicciones reales. La joya de hoy: la malformación del feto no será un supuesto para abortar.

Habría que decirle a la derechona que el aborto no es obligatorio. Puedes tener todos los hijos con malformaciones que quieras, nadie te va a obligar a abortar. De hecho, ¡ya lo saben!

No sé si alguno de ellos ha visto un feto con malformaciones incompatibles con la vida; yo sí. Afortunadamente en los casos en los que los he visto los padres tomaron la decisión apropiada, que fue abortar. Porque no soy mujer, pero puedo imaginar que llevar durante 9 meses un proyecto de persona que nunca lo será dentro, que sabes que va a morir de forma más o menos rápida y más o menos dolorosa nada más dar a luz, que tienes la absoluta certeza de ello desde que te hicieron los análisis con un par de meses de embarazo, eso tiene que ser muy jodío.

No digo que esté a favor del aborto, estoy a favor de la libre elección de la mujer (sobre todo) y de la pareja (que pienso que si fuera mi caso mi compañera y yo deberíamos decidir juntos lo que hacer; aunque al final la decisión es siempre de ella y no digo que sea malo, oiga, aunque tampoco me veo como asentidor complaciente).  Y ellos también lo están cuando se trata de sus hijas, pues los viajes a Londres no se los podían permitir las españolas normales, sólo las de dinero. Las trabajadoras tenían que recurrir a la clandestinidad donde se exponían a la muerte y a la carcel. Sus hijas, las de ellos, claro está, no.

Se trata de seguir manteniendo a la mujer subyugada, de pensar por nosotros porque, pobrecitos, como no fuimos a colegios de pago, no sabemos realmente lo que queremos, tienen que protegernos a nosotros mismos. Además, con un poco de suerte disminuye el paro pues la mujer embarazada deja un puesto de trabajo libre, para ser ocupado por otra persona, preferiblemente un hombre pues como bien sabemos es el hombre el que debe trabajar y la mujer en casa, cuidando a los niños. ¿Le dijo Dios a Eva "y ganarás el pan con el sudor de tu frente"? No, se lo dijo a Adán, a Eva le dijo "parirás con dolor". Como leí por twitter lo próximo será prohibir la epidural, tiempo al tiempo. Porque ya sabes, hay que aplicar la palabra del Señor, por nuestro bien.

Tenía una entrada pendiente, ya empezada, a cuenta de ciertos movimientos internacionales (no sólo han salido en La (sin)Razón sino incluso por el Nature) que solicitan con bastante ruido la prohibición de las pruebas que detectan la trisomía del cromosoma 21 o síndrome de Down. Dicen, gritan, que se está cometiendo un genocidio contra estas personas que podrían llegar a tener un vida casi normal. Solicitan que sea obligatorio el tenerlos.

Obviando el hecho de que no puede haber genocidio cuando no hay ser vivo (recordemos: ser vivo, que vive independientemente; saca al medio a un feto de 5 meses y durará nada. ¿Sabes lo que es una tenia? Pues un feto se parece más a eso que a cualquier persona, independientemente del potencial que tenga), ¿por qué me tienes que obligar a hacer algo que no quiero, a tener que cuidar a alguien que no quiero cuidar? Llámame egoísta si quieres, pero ésta es una responsabilidad que no quiero.

Machismo, extremocatolicismo (son coincidentes en la mayoría de las cosas), eliminación de ayudas a dependientes, violencia policial, etc. Fascismo. Eso es lo que habéis votado, hijos de mala madre.

Sólo puedo desearles una muerte lenta, larga y dolorosa. Tras ser testigos de la desgracia y el sufrimiento de sus familiares. Porque están hundiendo en la miseria a millones de personas y van a seguir haciéndolo.

¿Ves? Quizás por esto no escribo, acabo de muy mala hostia y no lo merece. Ains, voy a tener que salir a tomar el aire, aunque esté a 30 y tantos grados...

Uy, espera, que me voy en breve al Salón del Manga, que está lleno de niñas disfrazadas y con cuerpos semidesnudos, digo, de cómics, no sé en qué estaría pensando (aparte de en niñas disfrazadas y con cuerpos semidesnudos). ¡Buena semana y no se me hagan malasangre! Que si eso ya lo hago yo.
Share/Save/Bookmark

3 comentarios:

Var Kirme dijo...

Es que los gobernantes españoles intentan igualarnos a países punteros... lo mismo aplican leyes educativas desechadas por otros, que intentan jodernos con una ley del aborto que nos pondría al mismo nivel de Irlanda, Malta, Mónaco,...

http://www.publico.es/espana/439964/la-legislacion-sobre-el-aborto-de-casi-toda-la-ue-es-eticamente-inconcebible-segun-gallardon

Es lo que tiene que nos gobiernen estos vástagos franquistas... si hubiesen pagado en su momento, otro gallo nos cantaría

exseminarista ye-ye dijo...

Uy, qué dices, si tuvimos una transición modélica. Y una derecha europea laica.

Var Kirme dijo...

Ya... con la transición sí que nos la metieron doblada.

Un saludo.