25 de abril de 2012

Uno es muy racional

Lo digo desde ya, va a haber un pero. Es lo que tiene, me autoespoileo y tal.

Pues eso, que uno es muy racional. Si quieres que me crea algo me tienes que dar pruebas palpables (o al menos publicadas en una revista de buen índice de impacto). En los únicos espíritus en los que creo son los spirits anglosajones: whisky, gin, etc... Estoy convencido de que después de muerto lo único que sube al cielo son los pedos que se tiran los gusanos que se comen tus despojos, que decía Alber Pla. Y que el único infierno que existe es el que tenemos montado aquí en la Tierra, que casualmente coincide con el paraíso.

Pero, opero, hay algo que me puede, que no puedo controlar. Uno de mis múltiples yoes es irracional pero mucho. Me explico (creo que alguna vez lo he mencionado): no puedo ver películas de miedo. La única que he completado fue El Exorcista y sólo gracias a la presión social (estaba con los amigos) y los petas y cervezas que nos estábamos tomando (disminuyen los niveles de mieditis). Aún así, me proporcionó una semana o más de pesadillas y oscuridadfobia (que tendrá su nombre técnico, pero estoy recién comido y me da pereza ponerme a buscarlo). Y esto se repite ante cualquier película, libro (he terminado con el par del King, pero no más) o similar: unas cuantas noches de pesadillas aseguradas.

Y sí, me digo "pero si son tonterías, hostiayá, que de eso no hay" ¡y lo creo firmemente! Pero mi yo irracional murmura "una miedda; seguro que nos sorprenden por la espalda". Mas lo tengo controlado; con no ver películas de miedo me basta...

Pues lo estoy poniendo a prueba. Me han convencido con malas artes de ponerme a ver Supernatural, una serie que va precisamente de eso, de historias sobrenaturales. Y debo de reconocer que me ha gustado; obviando el hecho de que los protagonistas son dos macizorros (a este respecto Embrujadas gana de calle, pues son tres tías bien puestas), al menos en cada capítulo sale alguna tía que está bastante bien, algo es algo. He puesto alguna condición, como que no se ve ningún capítulo después de las 18-19 horas, por si acaso, que llevo conmigo muchos años...

El sábado, que empecé a verla, todo fue bien. No sólo porque dormí acompañado y eso ayuda, sino también porque después cayeron el par de capítulos del Doctor, que te quita todo ese mal rollo. Pero el domingo fue otra historia, pues dormía solo. Sí, soy una media nena (e influenciable, lo sé), cuando me fui a la cama en las labores previas me vi intentando evitar los reflejos (en uno de los capítulos que vi se luchaba contra el espíritu de Bloody Mary, aquélla que si pronuncias tres veces su nombre delante de un espejo aparece para matarte y tal; da mucho yu-yu, de verdad de la buena) y agradecí que la gata se viniera conmigo a la cama, pues como todo el mundo sabe los gatos son capaces de ver el octavo color y detectan y ahuyentan los fantasmas....

Así que ahora hay nuevas normas en la casa de la birra. Sólo se verán capítulos de susto antes de las 1700 y con la condición previa de que luego se disfrutará de otras series y/o pelis que aseguren la tranquilidad de mi mente irracional. La jodía, que parece controlada, pero cuando se desboca es que arrasa con todo.

Pero eso sí, yo soy muy racional, que quede claro. Y qué difícil es la convivencia con los otros mís de mi cabeza, de verdad te lo digo.
Share/Save/Bookmark

4 comentarios:

Lillu dijo...

Parece mentira, todo un hombretón como tú y convenciendo a la gata y otros animalicos para que duerman contigo y así pasar menos miedo... :P Venga, prometí no reírme y lo voy a mantener. Hmmm pero podemos sugerir un escépticos de fantasmas y otros fenómenos sobrenaturales!!?? Porfi, porfi, porfi! :D

bsito

exseminarista ye-ye dijo...

Oiga, yo nunca he dicho que sea valiente ni coherente. Además, lo hago por la gata, que en los Cárpatos hace mucho frío por la noche...

Y no cuela, se te escucha la risa desde aquí. Mira, la idea es buena, pero ¿no hubo ya uno de ésos?, me suena algo. Por lo menos de la supuesta percepción extrasensorial...

Venga, besos, salud y tal.

Locke dijo...

Escotofobia. El miedo a ala oscuridad es escotofobia.

exseminarista ye-ye dijo...

¡Oiga, muchas gracias! :-)