23 de abril de 2012

¿Día del qué dicen?

Pues sí, de eso, del libro, como concepto y tal; sí, esa cosa con páginas que se lee, o no. Porque tal día como hoy en dos días diferentes murieron Cervantes y Shakespeare (o Chéspir). Así que la entrada de hoy va de libros, porque hoy es el día del libro, digo, y porque mañana los llevo a la biblioteca y si lo dejo para otro día no podría decir eso de "de la contraportada":

#25 Vergara, Víctor Rivas y EnriqueCarlos - Harry Pórrez y el as en la manga de Condemort

Pues eso, de la contraportada:

Entregado en adopción a sus tíos a los pocos meses de nacer, el pequeño Harry crece ajeno a los extraordinarios poderes que posee, a pesar de provocar con sus involuntarios hechizos un accidente doméstico tras otro. Once años más tarde, Rufus Hank, un mago de proporciones colosales, irrumpe en el domicilio de los Peláez como un elefante en una cacharrería; le revelará al muchacho que sus padres murieron a manos del siniestro Condemort, el mago más oscuro y despiadado que jamás haya existido, y que él, Harry Pórrez, es una leyenda en el mundo mágico por haber escapado con vida del despiadado ataque del asesino. Harry abandona su apacible vida familiar en el chalet de los Peláez, en Garrapinillos, y se traslada al Colegio Howrats de Magia, dando comienzo a una epopeya sin precedentes, bajo la amenaza continua de "Quien tú ya sabes". ¿Sabes?

Simpático siempre, divertido muchas veces, te llega a arrancar la carcajada a ratos. Con un dibujo muy detallista, que recuerda al mejor Ibáñez, esta parodia de Potter es muy recomendable (a no ser que no hayas leído nada del mago de las narices, claro) (aunque si no piensas leerlo, como que da igual, no es imprescindible). Venga, le doy un 8 ó algo más.

#26 Chabouté - Encender una hoguera. Un cuento de Jack London

De la contraportada:

Un hombre en busca de una mina de oro, acompañado únicamente por su perro-lobo y unas cerillas para encender hogueras por el camino. Dice conocer la ruta pero la montaña es una amante traicionera, y el frío no perdona...

Christophe Chabouté adapta el desgarrador cuento de Jack London sin perder un ápice su intensidad.

Poco más que añadir. Un dibujo estupendo relatando un cuento del lejano Norte. Muy recomendable, venga, un 9 y tal.

Y nada más. Buena semana y eso y sean malos antes de que cambie la ley y sea obligatorio asistir a misa y confesarse, que poco falta. Salud.

Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

Lillu dijo...

Posiblemente me lea el de Chabouté, que tiene muy buena pinta.

bsito

exseminarista ye-ye dijo...

Pues si quieres, dímelo ya que lo renuevo por internet y te lo dejo esta tarde o así.

Salud y tal.