24 de abril de 2012

10 años después....

De mi primer laboratorio me llevé grandes cosas: una estancia interminable e insoportable en el yanki, una beca FPU que no llevó a tesis y una depresión de caballo deprimido multiplicada por mil. Alguna cosa buena hubo, pero también se encargaron de estropearla posteriormente, cierto es. Bueno, alguna otra que no también, pero éste es mi blog y cuento mis penas como me da la gana...

Casi 10 años después (bueno, más bien 8) vuelvo a la misma facultad pero a otro laboratorio (que por otro lado no tiene absolutamente nada que ver en lo personal ni en lo laboral, afortunadamente). Y de tanto cruzarnos a mi ex(jefe) se le ocurre que se nos quedó un artículo pendiente, que los datos están ahí, que no se ha publicado nada nuevo sobre el tema y esto podría ser importante, que vamos a intentarlo.

Publish or perish, publica o muere, que dicen los guiris. Un artículo más puede suponer la diferencia entre pillar otro contrato cuando éste se me acabe o no. Así que venga, a por ello. Alguna reunión, algún correo intercambiado con alguna mala hostia de nuevo, releerlo todo y empezar a corregirlo, pues ahora está en mis manos.

Y parte de los síntomas que creía felizmente olvidados con gran esfuerzo han vuelto. Viejos fantasmas reaparecen. Dos posibilidades: acabar con el p. paper cuanto antes (aunque conociendo el paño apuesto a que va para largo) o mandarlo a tomar por saco.

Cuanta duda.

Venga, un último esfuerzo. Y si hay otra tocada de esos mismos creo que ya sé lo que haré, de verdad de la buena. Que total, preveo que con Mariano en el Gobierno de España(coño) me va a ser más útil el carné de manipulador de alimentos que la suficiencia investigadora y los años de experiencia.
Share/Save/Bookmark

4 comentarios:

Speedygirl dijo...

Que nooooooo, hombre, un último esfuerzo, aunque cueste. ¡ÁNIMO! Que luego nunca se sabe, pero que por ti no quede, ¿no?

exseminarista ye-ye dijo...

Eso es lo que he decidido, un último intento y olvidarme de todo. Pero mi nivel de tolerancia hacia cosas que aguantaba cuando era un pipiolo es negativo, así que a la mínima le prendo fuego a todo, metafóricamente claro. O no, o yo qué sé :-)

Salud y tal.

Lillu dijo...

Con la edad todos tendemos a tolerar menos, pero en este caso concreto yo también creo que merece la pena aguantar un poquito más, sobre todo teniendo en cuenta que las circunstancias no son las mismas y que el resultado puede compensar lo suficiente ;)

bsito

exseminarista ye-ye dijo...

Lo dicho, en ello estoy. Por ahora.

Besos y salud y tal.