26 de enero de 2012

Luther Blissett - Q (ACTUALIZADO)

Dado que cada día que pasa me cabreo más y más con lo que sigue pasando en este país, con un jurado del partido popular absolviendo a camps, un ministro de justicia anunciando justicia para ricos y penas en función de la impopularidad del acusado, una esperanza aguirre pidiendo que sean voluntarios los que atiendan las bibliotecas, despidos en la educación de todo el país, retrocesos en las leyes que permiten a la mujer decidir sobre su propio cuerpo porque la moral católica está en contra, recortes en todo menos en la cuota de dicha iglesia, etc, etc... (todo lo que debería ir en mayúsculas no lo va porque están dejando de tener consideración de humanos, que lo sepa), voy a seguir sin hablar de política. Estos cerdos (con perdón para los gorrinos) no merecen que un día me dé un infarto o algo. Que además, no habrán médicos para atenderme, que ésa es otra. De hecho, creo que voy a dejar de ver las noticias, de verdad de la buena, porque total, no informan, no dicen de las manifestaciones multitudinarias en Italia en contra de los recortes, ni de los manifestantes ante el tribunal superior de Valencia, ni nada por el estilo.

En fin, que la desvergüenza, la impunidad, la alegría entre corruptos campa por españa(Coño). Votante del PP (y del otro que es igual pero tiene otro nombre), ahí tienes lo que querías, ¿no? Pena que nos hayan arrastrado al resto al vertedero en el que ansiabas vivir.

¿Ves como me disperso? Al grano, que yo he venido aquí a hablar de mi libro. Mío porque conozco un Ornitorrinco, Enmascarado él, que me lo pasó junto al par de cajas más (benditas limpiezas de estanterías y bendito libro electrónico que le hace renovar la biblioteca, je), y que acabo de terminar. De las solapas (porque la contraportada está llena de dibujitos):

Q
Fueron días de tempestad, recorridos por voces cargadas de inconformismo y rabia. Hoces transformadas en espadas, azadas convertidas en lanzas, hombres sencillos que dejaron el arado para trocarse en impávidos guerreros y algún anónimo leñador se puso a la cabeza de las filas de Cristo como el capitán más invencible de los ejércitos. Hombres y mujeres que unieron su fe e hicieron de ella una bandera de venganza y que, en nombre de Dios y bajo la doctrina del anabaptismo, comenzaban a considerarse libres e iguales. Fueron treinta años de Reforma y Contrarreforma con aires de subversión y ánimo de cambio.


Tres décadas de estallidos de violencia y represión vistas a través de los ojos de un estudiante de teología, último superviviente de una ola sangrienta de persecuciones religiosas; pero también desde la óptica de su antítesis moral y doctrinaria: Q, un agente secreto al servicio del cardenal y futuro Papa, Pablo IV, Giovanni Pietro Carafa. Dos perspectivas del mosaico vivo y detallista del convulso siglo XVI europeo en el que, difuminados bajo la alargada sombra del poder del Vaticano, banqueros, príncipes y emperadores se confunden con prostitutas, literatos, mercenarios, siervos o impresores. Un tiempo donde no había pueblo o ciudad que no sintiera la extraña conciencia de que un lazo sofocante se iba estrechando.


Luther Blissett
Asociado a acciones de marcados tintes anarquistas y de intrigante agitación cultural, Luther Blissett (nombre del peor futbolista que haya pasado por la historia del AC Milan) corresponde a un "distintivo de guerra" que puede ser usado por quien quiera, en cualquier parte del mundo y bajo la proclama que desee. Este concepto empezó a tomar cuerpo en 1994: "Luther Blissett representa el poder de la comunicación y la inteligencia colectiva, ningún copyright puede combatirlo". Sumados al efecto dominó de dicho seudónimo Federico Guglielmi, Luca Di Meo, Giovanni Cattabriga y Fabrizio P. Belletati, cuatro jóvenes procedentes de Bolonia, de edades comprendidas entre los 26 y 35 años, publicaron en 1999 la novela Q. Toto, Peppino e la guerra psichica 2.0, es el título de otra de sus obras aparecida con posterioridad. En la actualidad, han decidio renunciar a la etiqueta de Luther Blissett e involucrarse en un nuevo proyecto bautizado como Wu-Ming (en chino mandarín: "Sin nombre"). En su estilo crecido y alimentado desde Internet, sus lectores podrán consultarles todo género de interrogantes accediendo al sitio www.wumingfoundation.com.

Un libro interesante de un tiempo interesante. Pero, sí, hay un pero, a ratos es confuso y en otros se hace muy pesado. Afortunadamente, la pesadez pasa y su lectura se hace mucho más amena y rápida; probablemente se deba a alguno de los autores implicados, oye, pero a saber cuál.

En resumen y para no alargarme más, puestos a puntuar le daría un 6 (venga, a partir de ahora puntúo, porque yo lo valgo), pues creo que es un libro que sí merece la pena, pero no un debes de leértelo pero ya.

Venga, salud y a pasarlo bien.

(Libro 2 del 2012)

Actualización: si quieres ver una crítica y una descripción serias, el amigo Xávier lo hace mejor que yo. En otras cosas yo le gano, seguro. O no. O yo qué sé.
Share/Save/Bookmark

6 comentarios:

Locke dijo...

Esto mío se lo "apropiaron" en su día (y agradecidos les quedé): http://www.wumingfoundation.com/italiano/rassegna/riquelme.html. Es decir, a los propios Luther Blissett les gustço :-)

exseminarista ye-ye dijo...

Hombre, es que cuando usted escribe lo hace bien, si hay que reconocerlo se hace, hasta feo estaría...

Salud y tal.

Locke Demóstoles Vespinoza DeProfundis dijo...

gracias :-)

exseminarista ye-ye dijo...

A mandar :-)

Prestiti dijo...

Hombre estoy fascinadata con tu blog!! Es muy amena y divertida la forma como escribes que se lo pasa muy bien...
Saludos de Enrica Prestiti

exseminarista ye-ye dijo...

Oye, muchas gracias, me has ruborizado :-) Procuraré seguir desvariando así durante muchos años. Claro que no será muy difícil, siendo como soy, je.

Salud, saludos y gracias por pasarte.