2 de septiembre de 2011

Let's kill Hitler

Tras múltiples vicisitudes, anoche pude ver por fin la nueva entrega, que comienza la segunda parte de la presente temporada, de las aventuras de nuestro querido Doctor Who, tras el paréntesis veraniego que intentaron distraer con Miracle's Day de Torchwood que prefiero no mencionar (empecé desconfiado, mejoró mi opinión y al final me acabó decepcionando; a ver si esta noche veo el último ¿penúltimo? (¿alguien sabe cuántos quedan, oiga?) capítulo, más que nada para que no se diga, oiga. Y a lo mejor mi opinión final vuelve a mejorar, nunca pierdo la esperanza).

ATENCIÓN, como mucho hay algún SPOILER chiquitito. Análisis sesudos y mejores, esperando estoy que los hagan Er Murazor y/o Pedro Jorge, ¡tardando están, hombreyá!

Sólo comentar que simplemente me encantó, muy muy bueno. Es asombroso como año tras año uno se repite algo como "ésta sin duda es la mejor temporada del Doctor de las que he visto" y al año siguiente vienen y la superan. El Doctor ya sabe lo que le va a pasar, lo que nos lleva a pensar que tendrá un plan (para qué si no envía las invitaciones). River, su nacimiento, como da lo más importante que tiene, su capacidad de regeneración, etc, etc, etc...

Vamos, no puedo esperar a que llegue el domingo y le chulee a alguien una conexión rápida a interné (que con el 3G como que no) para descargarme el próximo capítulo. Que encima es de los de susto.

Venga, sean buenos y mal fin de semana. ¡Ah, no, al revés!

Por cierto, les quedan horas apenas para que se puedan apuntar al XXXIII Blogs & Gofio, que lo sepan. Salud y tal.
Share/Save/Bookmark