14 de mayo de 2011

A veces tengo cosas de bombero (o de cabo interino, que diría mi madre)

Partamos de un hecho más o menos cierto: me considero una persona inteligente, no vamos a negar ni a discutir esta premisa básica. Sin embargo también reconozco que soy de natural lento, tendente a hilar perfectamente tres horas después de concluida una discusión el discurso perfecto que me habría dado la victoria, por lo que, obviamente, ya no me sirve para nada (a no ser que lo escriba y se lo mande al contrario, claro). Mientras parece que estoy pensando en pajaritos preñados (que también) hay una subrutina en mi cerebro que se encarga de sopesar todas las cuestiones y hechos hasta ofrecer la respuesta correcta (siempre lo es, siempre tengo la razón, modestia aparte). Lamentablemente, dicha respuesta viene siempre 4 horas después de la pregunta (lo que lleva a mandar sms a horas intempestivas, como las 5 de la mañana, cuando la duda surgió con una birra a las 2300), pero eso sí, la respuesta siempre siempre es la correcta, o al menos merecería serlo. Además, tiendo a tener pensamientos laterales e imposibles; de modo que tengo brillantes ideas (o que a mí al menos me lo parecen), pero cuando el consciente las analiza descubro que hay un grave fallo en el planteamiento de partida aunque todo el razonamiento posterior sea increíblemente bueno (recuerdo ahora el examen de convocatoria final de Fisio Animal, allá por quinto de bichología y que encima era el último de dicha carrera, en el que respondí durante dos folios y medio la respuesta perfecta a no me acuerdo qué pregunta sobre algún detalle del funcionamiento del riñón. Sorprendido al ver que suspendí fui a la corrección y el simpático profesor me dijo que la respuesta era muy buena, los razonamientos brillantes y la conclusión lógica, pero que había partido de una premisa incorrecta; por decir algo, los túbulos de la pérgula en vez de, digamos, concentrar los líquidos [como yo supuse], en la realidad los diluían, así que todo lo que escribí impecablemente después de esa primera frase de la respuesta ya no valía de nada. Eso sí, me permitió mantener el sobresaliente de nota media final de la asignatura a cambio de un trabajo completo completo sobre el funcionamiento del riñón, ya te digo que era majo).

Otro ejemplo de esta extraña forma mía de ¿pensar? se dio cuando tuve que elegir a quién dejarle la copia de las llaves de esta casa de Los Cárpatos. Anteriormente las tenían H&E, que eran fácilmente localizables pero tenían el grave pero de vivir al otro lado de La Laguna City, ¡20 horribles minutos andando o 5 en coche! (sí, soy un vago, vale, lo que tú digas). Así que cuando la amiga P. se vino a vivir al barrio, a apenas 20 metros de mi casa, me pareció mucho más cómodo dejárselas a ella. Pero claro, ella está menos por la casa y es difícilmente localizable cuando curra, así que ante una pérdida de las llaves residentes era más complicado pillar la copia. Mas cuando me dio para que yo las tuviera la copia de las suyas, ¡fue la solución perfecta! Mi pensamiento "lógico" fue: "bien, si me dejo las llaves dentro de casa o las pierdo, sólo tengo que coger del guardallaves (un corcho en la pared, realmente) su copia, ir a su casa, coger las mías y entrar".

Obviamente, cuando expresé en voz alta este razonamiento se me quedaron mirándo ojipláticos mientras empezaban a descojonarse, hasta que me di cuenta yo solito del fallo en el llamémosle pensamiento. ¿Ves a lo que me refiero cuando te digo que tengo cosas de bombero? ¿Algo muy bueno? Esto me garantiza multitud de risas y sonrisas, bien propias, bien de los amigos, eso te lo puedo asegurar.

Y en un ejercicio de pensamiento lateral te comunico, por si no te has enterado, que para mañana domingo 15 hay convocadas en todo el territorio nacional llamado España(coño), en sus principales capitales, a las 1700 hora canaria y GMT (1800 en el resto), una manifestación por una democracia real pero ya, hottiatú, para mostrarle a los que nos desgobiernan que estamos hartos de todo lo que están haciendo con nuestros derechos y los de nuestros descendientes.

Así que si quieres que te sigan tomando por subnormal del puto culo (con perdón), quédate en casa mirando la tele o cualquier otra estupidez por el estilo. Te aseguro que tendrás lo que te mereces. Si al menos quieres expresarles tu desprecio, ya sabes, busca por esos interneces el lugar de la convocatoria en tu ciudad. Aquí en Tenerife partirá desde la plaza de (el genocida) Weyler, así que por allí nos vemos (la información, por ejemplo, aquí).

Por último y siguiendo con el tema (mi software y tal), el viernes me vine a enterar en el programa Carne Cruda de Radio 3 que el grupo Chucho ya no existe. Pero el susto me duró los pocos segundos que me vine a enterar de que el cantante Fernando Alfaro, alma mater de dicho grupo, había montado otra banda (o la misma, que tampoco me quedó claro, oiga), y habían sacado nuevo disco, La vida es extraña y rara. Tras escuchar el par de temitas me dije para mí mismo (pues no había nadie más conmigo sino mis otros yoes) "tengo que pillármelo" y dicho y hecho.

Recién escuchado por segunda vez completo (en breve irá la tercera, pero ahora estoy con Fuerteventura de Russian Red, mas ésa es otra historia) no puedo sino recomendártelo encarecidamente. La verdad es que uno le echaba muy mucho de menos.

Venga, sigo con mis historias, que mira que este jodío güindous 7 consume memoria y eso que he eliminado todos los bonitos pero inútiles efectos visuales. ¿Alguna idea para mejorar aún más el rendimiento? Habrá que salir, cagontó, con las pocas ganas que tenía. Bueno, no, miento, tengo muchas ;-)

¡Feliz lo que queda de fin de semana, les quiero ver mañana en la horrible Santa Cruz, esta noche en los bares y no dejen que la semana que viene se les caiga encima, hottiayá!
Share/Save/Bookmark

6 comentarios:

Sharli Fly Clown dijo...

Hola, "bombero" Ye-Ye, nos vemos en la manifestación, eso sí, con una vista magnífica sin miopía, desafiando la curvatura de la Tierra, y un oído-sonar-radar del copón que nos permita saludarnos tú allá y yo en Sevilla.

Saludos

exseminarista ye-ye dijo...

Uy, pues lo tenemos chungo, que uno con 10 dioptrías en un ojo y 9,50 en el otro no está como para ver de tan lejos. Si eso nos imaginamos y tal :-)

Salud y a cuidarse.

Sharli Fly Clown dijo...

Ojú, y con unos prismáticos?

Saludos, ahora nos vemos

exseminarista ye-ye dijo...

Oye, pues mira que miré y miré pero no te vi. También es verdad que aquello estaba plagado de niñas monas y que en Santa Cruz no se ve el mar gracias al puerto... :-)

Salud y en la próxima manifa.

Sharli Fly Clown dijo...

Anda, po yo sí que te vi, con tu bata Lebowski y las pantuflas (jejejeje).
Acá en Sevilla estuvo mu bien, unos 5.000 má o meno con buenos ánimos y mu bien indignados.
Y por allá, cómo fue?

Saludos

exseminarista ye-ye dijo...

Hombre, uno es muy malo contando cabezas, pero diría que en torno a las 2.000 personas, lo que al ser esta Isla un lugar de gente apalancada por norma general, no está nada mal. La he visto peores y mucho (p.e., la de los recortes de derechos laborales).