8 de mayo de 2011

Crónicas de Carp-Athos

Es un hecho bien conocido que en algún lugar desconocido e ignoto de la lejana Kenia existe un oculto valle al que los elefantes, cuando sienten que se acerca la hora de su muerte, se retiran a pasar el descanso eterno en compañía de sus antecesores.

Lo que no es tan sabido, de hecho es algo completamente desconocido, es que en algún lugar de esta lejana Carpathia existe un oculto lugar al que los ordenadores, cuando sienten que se acerca la hora de su muerte, se retiran a pasar el descanso eterno en compañía de sus compañeros. En concreto, este lugar es el estudio de la casa en la que habito.

Un portátil y cuatro torres han entrado en este hogar. Todos han muerto aquí, se menciona esta casa en ciertos ambientes cibernéticos con respeto lleno de temor. Ahora voy por la quinta, a ver cuanto dura. ¡Más mona!, así, toda planita y de color negro, más que torre se le debería llamar chalecito :-) ¡Gracias JF! En fin, que vuelvo a tener internet en esta fría comarca.

Y por lo demás, como Chavela Vargas, apurando el último trago, cayendo siempre en los mismos errores, reenamorándome de forma estúpida en cuanto vuelvo a sentir su olor, dándole una nueva oportunidad a gente que aún debe madurar (y mucho) y recibiendo a cambio otra nueva (y también estúpida) amenaza. Tiempos interesantes, por suerte y por desgracia. A ver que nos depara el mañana; de seguro que aburrido no será.

Buena semana y me sean felices, hostiayá.
Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

ANuRa dijo...

Ya que estamos con boberîas, Ex-Sem, que estaba yo divagando hace un momento y se me ha ocurrido una pregunta tonta, tonta. Sôlo por curiosidad: si te ofrecieran un ministerio, con cuâl te quedarîas?

(Entiêndase ministerio fuera del âmbito religioso, que dudo de si el vocablo tambiên se usa en esas lides, pero ahora no tengo ganas de buscar en Wikipedia).

Agradêzcote por anticipado la respuesta.

Y muchos anyos para tu nuevo peceable.

exseminarista ye-ye dijo...

Yo es que soy de perfil bajo, no me gusta lo público y siempre tengo presente que todo el mundo tiende a ascender hasta alcanzar el máximo nivel de incompetencia. Así que probablemente ninguno, modesto que es uno.

Y es una pena, porque a España(coño) la ponía firme en dos patadas, ¡hombreyá! ;-)

De nada, oiga y gracias por los deseos :-)