19 de diciembre de 2010

Paul Lee Robert Jr. - Estuve allí

De la contraportada:
Con esta primera, última y póstuma obra Paul Lee alcanza alturas dentro de la Space Opera que nunca anteriormente habían sido conseguidas. Si no supiéramos que Bujold es décadas anterior a él podríamos llegar a pensar que toda la saga de Vorkosigan ha bebido de sus mundos. El lamentable accidente que nos privó de lo que iba a ser una fecunda carrera literaria hace que realmente sea absolutamente indispensable empezar la lectura de esta obra maestra de la ciencia ficción, de los pocos premios Hugo y Nébula a título póstumo que se han concedido en el mismo año. Siempre nos queda imaginar en qué podría haberse convertido este joven escritor de poder haber contado con al menos 5 años más de vida y de vida literaria. 
El trágico suceso que le llevó al fin nos deja huérfanos a todos. Sólo nos queda disfrutar ésta su gran, única e irrepetible novela.
Puñetera ébola, puñeteros viajes al Congo para conocer al resto de los primates con el fin de documentarse y esas cosas que hacen los autores, bien podría haberse quedado comiendo hamburguesas en Michigan.

Hala, iba a hacer lo típico de comentar, poner lo de spoilers y todo eso, pero a estas horas de la mañana como que no son horas. Maravillosa, es lo único que puedo decir. Y, ¿sabes esa sensación que se te queda cuando dices "mierda, quiero leer más de este autor (o autora, no me vayan a acusar de machista o algo)"? Pues eso. Creo que hay algún cuento corto publicado en Analog, a ver si lo pillo. Puta muerte, siempre se lleva a los mejores. O no. O yo qué sé. Lo que está claro es que está muriendo gente que nunca antes lo había hecho.

Eso sí, recomendable, muy pero que muy mucho. Lo malo, me hace recordar al jodío George R.R. Martin que nunca acabará la serie, ¿te apuestas algo?
Share/Save/Bookmark