26 de octubre de 2010

Vaya por el Nota, después de viejo voy a querer hacerme francés (EDITADO)

Que no un francés, que ésa es otra cosa, cochinos, y además tenemos costillas flotantes y eso. No, leo:
El Senado francés pospone la reforma ante la presión social.
Cuando sugiero con mucha amabilidad que ha llegado la hora de que empiecen a rodar cabezas en estas Canarias que disfrutamos y sufrimos no sólo es por amor a la sangre, el gore, la guillotina y el justo castigo, no, que también, pero algo que creo que está claro es que es bueno tener a los gobernantes acojonados.


En Francia pasa así. Cuando los que están arriba saben que si hacen rebotar mucho a la gente es posible, porque para eso ya hay antecedentes, que te monten una revolución a la mínima de cambio y acabes con la lengua fuera mirando mientras mueres a las masas aclamando al verdugo, estos gobernantes tienen mucho mucho más cuidado.


Vamos, igual que aquí, ¿no? Uy, espera, que la única revolución que ha habido fue la de vivan las cadenas, puto país.


Ya lo decía Heinlein, creo: son los gobernantes los que tienen que tener miedo del pueblo, porque cuando es el pueblo el que teme a los gobernantes algo va muy mal en el país.


Y ya lo decía Vespinoza, aquí se quejaban de la acción de los cutrepiquetes porque impedían el "derecho" al trabajo. ¿Te imaginas a todos estos estúpìdos si hubieran cerrado las gasolineras? Los de siempre ya estarían pidiendo los tanques en las calles. Lo dicho, cagontó, habría que degollar a unos cuantos, o al menos mandarlos a los EE.UU., que allí serían felices. Espera, no, que luego no nos dejarían avanzar, recuerda Cuba...

Pues eso, que ya ni siquiera nos quedará París, porque como no guillotinen al marido de la Bruni me da que na' :-(
Share/Save/Bookmark

8 comentarios:

copepodo dijo...

Tengo sentimientos contradictorios. Por una parte me alegro por ellos, me ha emocionado que después de este pulso durísimo han conseguido mellar lo que parecía un muro de hormigón armado.

Por otra parte me muero de la envidia y me dan ganas de llorar cuando miro para este lado de los Pirineos.

Kely O dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kely O dijo...

Qué rueden cabezas y que sea bajo el golpe de mis hachazos!

exseminarista ye-ye dijo...

Bueno, no sé yo si son contradictorios, yo creo que es el mismo sentimiento :-/

exseminarista ye-ye dijo...

Es más cómodo lo de la guillotina, Kely, donde vamos a ir a parar, sudar por eliminarlos, ¡mujer ya!

Mapoto dijo...

Ahora es cuando digo que no quiero ser español... y me llaman nazionalista.

Vive la France... y la Cotillard!

Lanarch dijo...

No estás solo, Ex-se, no estás solo.

exseminarista ye-ye dijo...

- Mapoto: diga usté que no.

- Lanarch: diga usté que sí.

Hala, qué de locuaz que me veo hoy ;-)