21 de octubre de 2010

Vaya, han cambiado los gobiernos

Pues fíjate tú que me da a mí en la nariz que todo ha cambiado para seguir igual. Bueno, igual igual, no. Porque tengo que reconocer que de la Vega me caía muy bien, me parecía una persona íntegra y con un par. Y encima nos han colocado una Ministra de Sanidad que presume de Power Ballance; seguro que también va al homeópata, es lo que tienen estas buenrollito (no estoy siendo machista, si fueran estos buenrollito seguirían cayéndome como una patada en los mismísimos). Y para más inri van por ahí diciendo que la entrada de Rosa Aguilar asegura un giro a la izquierda del Gobierno; ¡manda huevos! Si aún fuera miembro de IU, pues a lo mejor; pero habiendo dado el giro a la derecha por su parcela de poder autonómicosociata no acabo de ver el giro izquierdista.

Por otro lado y en viniendo a estas Canarias que tenemos que sufrir, nuestros para nada queridos Pauli, el presi y Mencey del Sauzal, y Soria, vicepresi, se han peleado, teóricamente a cuenta del apoyo de la CoCa a los Presupuestos Generales del Estado(coño). Crónica de una muerte anunciada, porque, a ver, que levante la mano todo aquél que se haya sorprendido. A falta de meses para las próximas elecciones la ruptura del pacto era algo previsto, así podrán pelearse entre ellos, echarse la culpa mutuamente de todo (ya me los veo: -Paulino: nunca debí darle la Consejería de Industria ni la de Turismo a Soria, así nos va, hundidos que estamos; -Soria: por muchas cosas buenas que propuse este presidente la cagó siempre, liándose al final con los malvados socialistas. Y así hasta la náusea), para al final volver a liarse en cuanto se acaben las elecciones y ninguno obtenga mayoría absoluta. Asco que dan, de verdad.

¿Y Rajoy qué dice? Como siempre, nada. Dicen las malas lenguas que está acojonadito, no vaya a ser que el nuevo gobierno haga algo o resulte más popular que su perpetua congelación y que igual va a tener que dar a conocer su programa antes de tiempo, o inventárselo, o algo. Algo en línea con el resto de conservadores como, 1, 2, 3, responde otra vez, los ingleses, con sus 490.000 empleados públicos menos. ¡Venga, Marianiko, con dos cojones, di de una vez lo que piensas si te atreves!

En fin, país, que asco me siguen dando todos. Fíjate, en esto no se libra ninguno.

Mapoto, ya puedes bajar la mano, que sé que si no hay tetas nunca te enteras de nada...
Share/Save/Bookmark