1 de octubre de 2010

En la variedad está el gusto: hablemos de la naturaleza y eso

Que somos, la Tierra y por extensión los humanos, menos que una caquita de mosca en el techo de un palacio de congresos frente al Universo lo sabemos todos, por lo menos todos los que pensamos de vez en cuando. Pero sólo cuando nos vemos desde el exterior es cuando nos damos realmente cuenta de ello y nos ponemos en  perspectiva. Primero fue cuando las primeras naves orbitaron la Luna, con los famosos amaneceres terrestres. Más tarde el Voyager (¿1 ó 2? Ahora no me acuerdo) dio la vuelta cuando estaba allí donde el diablo perdió los calzones (y más allá) y enfocó hacia nosotros, un diminuto punto azulado en la distancia, apenas visible. Hoy, desde Mercurio, nos llegan la imagen de la Tierra y la Luna tomada por la sonda Messenger; es que no somos nada, oiga (sí, estamos ahí, en esos dos puntos más luminosos, saluda a ver si sales en la foto):

(Foto robada de Alt1040)

Por otro lado, volviendo a la mota de polvo en la que vivimos, el recomendable extracto de un documental de la 2, digo, del Intermedio, que nos alecciona sobre la vida del aburrido guepardo y sus cansadas amiguitas las gacelas en plena sabana africana, ¡no te lo puedes perder!


Es que me parto, te lo juro XDD

Y ya por último han salido las nominaciones a los Ig Nobels. Puedes verlas, por ejemplo, aquí.

Hala, buen fin de semana, a ser malos y salud y tal.
Share/Save/Bookmark