24 de septiembre de 2010

Qué bello es vivir, versión George W. Bush

Pues fíjate tú que raro, no tengo nada nuevo que contar. Empecé una nueva Crónica de Carp-Athos. Y otra entrada en la que muestro mi indignación (cosa rara) sobre ciertas oposiciones que se han convocado de último por estos lares. Y ahí siguen, empezadas, ya las acabaré algún día. Y después de viejo me da que voy a presentarme al BIR, que el no ya lo tengo (Plazas para Canarias: 0; como suene la campana...). Y mañana fiesta, fiesta :-) Y el domingo me da que debería recordar que he quedado con alguien para algo, pero no me acuerdo quién ni qué. En fin, que la vida sigue igual, qué le vamos a hacer.

Así que para que por lo menos esta cosa en la que escribo se actualice una vez por semana, les cuelgo la última viñeta de The Daily Collins Cartoon Chronicle. Feliz fin de semana y eso.


¡Mierda! Cuando menos lo esperemos las navidades estarán aquí, con su pestilente aliento, ¡¡nooooo!!
Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

eulez dijo...

A veces se me ocurre, en un alarde de optimismo pasajero, que la humanidad debe considerarse afortunada, ya que ha logrado sobrevivir a G.W Bush como emperador. Todo un logro.

exseminarista ye-ye dijo...

Ya te digo, aunque la verdad la cosa no está como para tirar voladores...