21 de mayo de 2010

Sin pena ni gloria

Así ha terminado, para mí al menos, la campaña de The Pacific, la tan esperada serie que a muchos nos decepcionó algo más que ligeramente. Tras la trepidante y recomendable Band of Brothers, nos encontramos con ésta en la que a momentos absolutamente lentos y aburridos seguían destellos de genialidad, por desgracia tampoco muy abundantes. Como digo cuando me ajunto con el Vespinoza (o lo dice él, monta tanto, tanto monta), para ser la serie más cara de la historia de la televisión como que le faltó un hervor.

Pero bueno, al menos te echabas un rato entretenido. Y el lunes acaba Lost. Habrá que engancharse a algo nuevo, ¿alguna recomendación?


(Foto robada de aquí)

Share/Save/Bookmark