2 de mayo de 2010

Para tener una dieta sana, nada como un arroz a la cubana

Los domingos no suelo complicarme la vida culinariamente hablando. Haya salido el sábado y esté de resaca o por el contrario me haya limitado a quedarme en casa haciendo silloning, bien viendo alguna peli o serie (caso de anoche en que revisité casi toda Firefly), bien con musiquita y un buen libro y/o cómic entre las manos, y siempre que pueda ser con un buen psicotrópico de los semilegales, pues los domingos me apetece arroz a la cubana. Plato simple y nutritivo a la par que sabroso.

Pero que sea un plato simple no implica que se haga en dos patadas, ¡no hijo, no! Todo requiere su tiempo. Y como por ahí he visto (y me han comentado) innumerables variantes del mismo, voy a comentarles por aquí como debe ser un verdadero arroz a la cubana; los demás que puedas encontrarte son sucedáneos incompletos, que lo sepas (que para algo Canarias es la región española(coño) más cercana a Cuba, así que aquí llegó antes, como las papas, y fue perdiendo ingredientes por el camino hacia el norte) (esto último es tan solo para aumentar tu cultura general y eso).

Para empezar, los ingredientes: arroz, papas, huevos, tomate triturado, salchichas tipo frankfurt y plátano.

Empezaremos con el tomate que es lo que te lleva más tiempo preparar. Puedes saltarte este paso comprando tomate frito pero no te quedará tan rico como el que tú mismo te preparas, te lo puedo asegurar. También puedes ampliarlo pelando tus propios tomates y triturándolos, te quedará aún más bueno. Pero un compromiso intermedio es pillarte una latita de tomate triturado o troceado, no te quedará tan bueno como el natural, pero sí mejor que el frito prehecho. Bueno, pues es sencilo, pones un chorrito de aceite de oliva virgen extra a calentar (ni mucho ni poco, lo justo), cuando esté en su punto echas la lata de tomate triturado (bueno, el contenido de la lata, tampoco me seas animal), un poco de azúcar por lo de la acidez, sal por lo de la sosería y si te apetece, pues más cosas, pimienta, hierbas varias, etc...; a mí particularmente no me gusta muy recargado (para éste, para otros platos sí) y me limito al azúcar y la sal. Fuego lento y dejarlo bastante rato hasta que esté hecho.

Como esto va pa' rato, cuando hayan pasado 15 min o así te puedes poner a preparar el arroz, te puedo asegurar que el tomate no estará hecho cuando el arroz sí, así que tampoco tienes que apresurarte. Lo que es a mí para este plato el arroz tiene que ser lo más sencillo posible, sin enriquecer ni cosas de esas, aceite, el par de dientes de ajo, el arroz, agua y sal, na' más.

Y en lo que se van haciendo ambas cosas, pues pelas las papas, o lees el periódico, o ves las noticias, o las tres cosas a la vez.

Cuando estén tomate y arroz hechos vienen los 15 minutos finales. En aceite bien caliente fríes las papas (es lo que más tarda), después las salchichas y el (o los) plátano(s) y en el calor residual de la placa el par de huevos (que habrás sacado un par de horas antes de la nevera porque así, a temperatura ambiente, quedan más bonitos y no salpican, que lo sepas).

Coges un plato llano grande, el más grande que tengas, y lo pones todo de modo que se vea bonito: arroz cubriendo el fondo, en un lado las papas fritas, en otro el plátano, las salchichas en el tercer vértice y el huevo en medio, lo cubres todo bien cubierto con el tomate frito y te lo llevas al salón.

En este momento le das al play del DVD y disfrutas de, es un ejemplo, un capítulo de la maravillosa actual temporada del Doctor Who (el último capítulo por ahora, el de ayer, es éste; el enlace es un spoiler todo él, que lo sepas). Mientras empieza, lo revuelves todo bien revuelto y, ñam, te lo comes. Con tranquilidad. Y una cerveza helada.

Ya cuando acabe el capítulo, pues una buena siesta no queda nada mal. Después café y, si estamos a principios de mes, un par de dedos de patxarán para terminar la digestión.

Ya ves un plato simple (que no sencillo), sano (proteínas de origen animal y vegetal, junto con hidratos de carbono y unas piezas de fruta), rico rico y con fundamento :-)
Share/Save/Bookmark

4 comentarios:

copepodo dijo...

Esta es una entrada HORRIBLE para leerla un lunes en el que además tienes acelgas rehogadas para comer.

snif

Espero que le aprovechara

exseminarista ye-ye dijo...

No lo dudes, me aprovechó. Eso sí, a mí no me responsabilices de las acelgas rehoagsdas, podrías haberte llevado otra cosita :-)

vespinoza dijo...

"Para tener una dieta sana, nada como un arroz Y una cubana"

exseminarista ye-ye dijo...

Sana no sé, pero divertida y entretenida seguro :-P