29 de mayo de 2010

Cada día más mosqueado

La situación cada vez la veo peor; a los recortes en los sueldos de funcionarios (a mi modesto entender injustos en la mayor parte de los casos) y la congelación de las pensiones (la mayoría de los pensionistas, aunque ambos sigan vivos, son incapaces de llegar a fin de mes), se sumará en breve la reforma laboral, sólo tenemos que esperar. Y mientras tanto, los de arriba, los verdaderos culpables, se siguen yendo de rositas, siguen riendo mientras evaden capital y viven a todo tren.

Tampoco creo que la solución en la actualidad esté en la convocatoria de elecciones anticipadas. Al tremendo derroche de recursos públicos que supondría se le suma que probablemente ganaría el partido de extremaderecha también conocido por Partido Popular; si la derecha actual que nos gobierna, PSOE a escala nacional, extremaderecha nazionalista PP-CoCa por estos lares, se están mostrando claramente incapaces, los que van a venir, Mariano "el corto" Rajoy y sus amigos sólo son capaces de despertar en mí miedo y desconfianza.

A una clara falta de ideas en dicha extremaderecha (prefiero pensar que es eso, porque si realmente saben como salir de ésta y no lo dicen su delito ya es de paredón; pero no lo creo), veo que su gobierno en las actuales condiciones se convertiría en el mayor recorte de derechos y libertades de las últimas décadas. Tengo la convicción de que entregarán esta puta España(coño) en manos de sus amigos los empresarios, en manos de los extremoliberales, de los que precisamente causaron esta crisis. Y aunque actualmente ya estemos en camino de ello, no creo que la solución radique en dejar que conviertan el puñetero país en su paraíso particular, donde la privatización de lo poco que nos queda público se convierta en la receta para todos los males, privatización que conduce siempre a la degradación de los servicios públicos y el enriquecimiento de los de siempre, de los que realmente parece gobiernan este país.

Estoy harto. Pero no sé que hacer, no sé que podemos hacer. Miro hacia delante y no veo que nadie de los incapaces y corruptos que gobiernan o quieren gobernar sea capaz de hacer absolutamente nada. Miro hacia delante y veo que en el plazo de un mes tendré que hacer como el turrón El Almendro en navidades, más de 12 años después de haberme ido; o en el mejor de los casos repetir el viaje que ya hicieron mis padres y mis abuelos antes que ellos y dejar estas putas Islas para volver nada más que por vacaciones. Y veo que cada vez somos más los que nos vamos quedando sin nada. Y sigo sin saber qué podemos hacer.


Igual deberíamos ser su peor pesadilla, pero en vida. ¿Ya te has descargado tu copia del Libro de cocina del anarquista? Ésta es sólo una de las múltiples variantes, si buscas por ahí encontrarás algunos mucho más completos. Nunca está de más estar preparados. Y aunque uno sea de natural tranquilo y contrario a toda violencia, quizás va siendo hora de que empiecen a rodar cabezas. Porque como decían en la película alemana Los edukadores (muy recomendable, si no la has visto) "algunas personas nunca cambian" (Manche Menschen ändern sich nie). Y estos que nunca cambian llevan sin hacerlo desde hace siglos y lo más probable es que sus retoños tampoco lo hagan.

No sé.
Share/Save/Bookmark

3 comentarios:

Lillu dijo...

Hola! Aunque no esté relacionado con tu entrada, quería comentarte que encontré las semillas de amapola que comentábamos hace unos días en el Mercado de Nuestra Señora de África, en Santa Cruz, en un puestito que tiene un montón de especias al peso. Creo que el precio era como 1,50 € los 100 gramos, pero para la receta que me comentabas no necesitarás ni la mitad. Yo compré menos de 50 gramos para una receta que publicaré próximamente y me sobraron un montón, porque apenas pesan. Espero que hagas pronto esos muffins :D

saluditos

eulez dijo...

Pues yo tampoco sé. Solo veo la solución de la regeneración completa, de hacer una revolución en toda regla. Pero dado el conservadurismo y el apalancamiento de la gente, mejor no. No se. Esperar, protestar, hablar. Poco más se puede hacer.

Por cierto, me ha encantado el comentario de Lillu.

exseminarista ye-ye dijo...

- Lillu: ¡muchas gracias! A ver si puedo pasar hoy :-)

- Eulez: pues sí, me temo que estamos todos demasiado aburguesados, ya no hay conciencia de clases y la gente sólo aspira a una tele mejor :-(