4 de abril de 2010

Sigo estando cansado...

Pero otro tipo de cansancio. Tras 13 horas de sueño parece que mi cuerpo aún no ha recuperado los electrolitos (ni los niveles de ATP y cosas así) perdidos en las 24 casi 40 horas anteriores de fiesta. Y es que uno tiene ya una edad, cada día más, es lo que tiene la vida.

Pero bueno, podría ser peor. Sigo vivo y eso es importante, sobre todo porque no podría leer, ni escribir, ni soltar paridas, ni quejarme. Peor aún, estaría muerto; ni siquiera sería pasto de los gusanos, es lo que tiene la incineración.

Así que como no me espera la presunta resurrección del jipi aquél voy a tener que conformarme con ésta, aunque sea parcial. Igual una hamburguesa ayudará, pero me da pereza levantarme e ir a la cocina. A ver si en un par de horas, cuando el estómago mi diga "pero chacho, tómate algo de una vez". Y mientras me la como, ¡el nuevo Doctor! En pocos minutos estará en mi disco duro por completo, ya les contaré... :-)

Salud y eso.
Share/Save/Bookmark