2 de abril de 2010

¿Es hoy el día?

Hay muchas cosas que odio profundamente, no te puedes imaginar cuantas, de verdad te lo digo. Por lo tanto no voy a empezar a enumerarlas, ni siquiera voy a  comentar lo que me revienta el hígado. Probablemente ya lo sabes. Bueno, vale, me da igual. No, no me da igual que sucedan, realmente me da igual que lo sepas.

No, no me da igual.

Aunque como eres del 80 % que ha caído en este blog buscando la fecha de tu muerte, como que me la trae al pairo lo que pienses, ¡vamos, si ni eres capaz de escribir sin faltas de ortografía!

Así que mañana supongo que será otro día, o no, o yo qué sé. Sabes (si lo sabes) que hay cosas en las que no me meto. También sabes, si lo sabes, que a vejez viruelas y que sigue siendo un día gris.

También sé que sigo en uno de esos días, por lo que no puedo decir nada positivo. Y cuando digo nada quiero decir nada. En fin, ya seremos felices algún día de éstos. Supongo.
Share/Save/Bookmark

No hay comentarios: