2 de marzo de 2010

UNELCO-ENDESA: Nos proporciona un servicio excelente

[Ironic/outraged mode ON]

No te dejes engañar por el título pues todos los canarios conocemos el excelente servicio que la sucursal de ENDESA en las Islas nos da: qué cosa más bonita para cualquier pareja que cenar a la luz de las velas, qué tierno el cambiarle los pañales al niño sin poder bañarle porque no hay agua caliente, para el soltero qué mejor que pasar la soledad de la noche sin radio, ni tele, ni bares, sin poder leer.

Pero en Sevilla, en el servicio de cobros de ENDESA sí que son buenos. A ellos les da absolutamente igual la mierda de servicio que la multinacional italiana da en las Islas. Ellos sí son eficientes, merecen cobrar cada euro que les pagan, que seguro que es poco.

Acaba de llegar el cartero con un certificado, un aviso de corte. Busco la factura indicada en dicho aviso: final de período voluntario de pago el día 8 de marzo. WTF!! (O en castellano: ¡qué cojones!) ¡Si aún estamos a día 2!

Eso sí es un buen servicio, tienen predictores que saben que no pienso pagar dentro de dicho período por lo que me lo van diciendo desde ya. Hijos de puta.

[Ironic/outraged mode OFF]

¿Alguien sabe si se puede reclamar algo por ello? Porque claro, si luego te pasas del período voluntario ellos pueden decir que ya te avisaron, ¿no? En fin, que del derecho al pataleo no se libran, a bombardear a cartas a todo el mundo (periódicos, instituciones, atención al cliente, etc..., ¿sugerencias?), ¡hombre ya!
Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

ANuRa dijo...

Puede que pagues, porque todavîa estâs dentro del plazo, pero el cachondeo es que seguro, pero seguro te cobran la carta.
Que ya ves, quizâs, QUIZÂS, en un arranque de generosidad habrîas pagado puntualmente y se la podrîan haber ahorrado, que ya se sabe que el papel y los sellos estân por las nubes...
Hoy no eres el ûnico que estâ sarcâstico...

exseminarista ye-ye dijo...

Es que son cosas que cada vez más me tocan las narices: el servicio que das lo haces mal y caro pero exiges hasta el exceso su pago, so cabrones. En fin, la sangre no llegará al río, o sí, o yo qué sé...