1 de marzo de 2010

¿Tienes planes para el sábado que viene?

Pues si la respuesta es no, te propongo alguno que otro. Qué mejor que antes de irte a almorzar con los amigos (porque digan lo que digan esos enfermos llamados padres, condenados a levantarse con el sol, el sábado no comienza hasta como muy pronto las 11 de la mañana) te tomes con ellos unas cañas (o vermuts, o lo que sea menester). Te sientas alrededor de una mesa con ellos, a los que es posible que hace tiempo no ves, y comentas un poco de todo hasta que el hambre aprieta, momento en el que te diriges al restaurante/guachinche (¿aún están abiertos?)/chuletada preferido. Tras la comida, la tertulia, los cafés, algún patxarán si eres adicto a este dulce néctar vasconavarro y más risas.

Y antes del vermut, a eso del mediodía, quedas con ellos delante de la sede de Coalición Canalla en tu Isla. A la vez que se encuentran, protestas un poco contra las barbaridades que dicho partido (y los demás, para qué vamos a engañarnos) pretende hacer al medioambiente canario. De hecho, si eres de los que les gusta salir el viernes puedes ir de amanecida, no sería la primera vez, ¿no? Y si te acuestas tarde levantarte al filo del mediodía tampoco es tan horrible, qué mejor que una birra para combatir la resaca o evitarla si aún no te ha alcanzado.

Así que ya sabes, espero verte si estás en Tenerife en la Plaza Militar (y si el teletransporte se acaba de inventar antes de dicho día, en el resto también nos veremos; si no se inventa, pues nada, aunque estés delante de la sede de Coalición Canalla de tu Isla no nos veremos). Si eso ya iré recordando y colgando algún póster que otro a lo largo de la semana e indicándoles la hora, o no, o yo qué sé. Por hoy me conformo con colgarles una simpática vídeoconvocatoria:


No dejemos que estos canallas se salgan con la suya o, por lo menos, hagamos todo lo posible para evitarlo. Salud.
Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero alguna vez vas tú a alguna de esas manifestaciones?
Lo digo por el horario más que nada.

exseminarista ye-ye dijo...

A éstas por norma general sí suelo ir. Si no he salido el día anterior, me despierto sin problemas. Si he salido, pues depende, hay dos escenarios posibles:

a) Que esté de amanecida: pues se va, no hay ningún problema que no solucionen una cafetera, alguna birra, una gorra y las gafas de sol.

b) Si me he acostado a una hora tardía (normalmente 5-7 am): pues se va, no hay ningún problema que no solucionen una cafetera, alguna birra, una gorra y las gafas de sol.

Lo que me jode profundamente es cuando se queda para hacer cualquier cosa a una hora obscenamente temprana como pueden ser las 9 ó 10 de la mañana. Normalmente esa hora es impuesta por aquéllos a los que sus hijos echan de la cama a las 7 am o tienen esa enfermedad horrible que se llama madrugar incluso sin tener que ir a currar. Entonces sí que no, ni a tiros me sacas de la cama (o del salón/cama de la casa en que esté de amanecida).