16 de marzo de 2010

Pues tampoco fue para tanto

Pues nada, que eso, que he vuelto. Aunque mi portátil sigue kaputt (a ver si mañana lo acerco al servicio técnico, cagontó) un alma generosa me ha dejado un notebook (o como se llame), así que por lo menos puedo seguir conectado, aunque con una minipantalla que me hará ejercitar la vista cosa mala.

Lo que me alucina es que el ordenata "sólo" tiene 3 años y el cacharrito éste tiene más potencia y prestaciones que el mío, es que la ciencia adelanta una barbaridad.

Nada, que eso, que nos vemos en los interneces y en los bares, también (o no, o yo qué sé).
Share/Save/Bookmark

No hay comentarios: