25 de febrero de 2010

¡Majestad, no firme, venga, con dos cojones!

Los de siempre vuelven a dar la lata con el aborto, vuelven a decirnos que es pecado, caca, feo, no se hace, estás matando a un ser vivo, en base a unas interpretaciones de lo que es vivo que no tienen ninguna base científica, sólo la que les indica su propia moral, moral variable en función de a quién se dirija. Y aunque de este tipo de gente paso como de la mierda (hablando feo y pronto) me sigue molestando profundamente que pretendan imponernos su forma de pensar a los demás, que sigan intentando que nos guiemos por su pensamiento mágico e irreal.

Habitualmente, en vez de indignarme y despotricar prefiero hacer oídos sordos de sus estúpidas campañas. Sinceramente me la trae al pairo que excomulguen a los políticos que votaron sí al aborto (culpa de ellos por pertenecer a un club con reglas tan irracionales), por mí como si les operan (si ellos se dejan, claro), pero esta última que leo me hace mucha gracia y desde este blog no puedo hacer más que apoyarla de todo corazón.

Porque leo que el portavoz de los obispos se mantiene en sus trece con la cuestión de la excomunión a todos aquéllos que apoyen la nueva ley del aborto (dónde hay que firmar), pero dice también que el rey Juáncar no estará incluido, aunque sancione con su firma dicha ley; claro, quedaría muy feo excomulgar a la monarquía, ¿no crees? Y parece ser que hay una campaña, que no pienso enlazar, hasta feo estaría, que está escribiendo al rey pidiéndole que no firme.

Pues bien, ¡¡yo les apoyo!! Majestad, por favor, no firme la ley, absténgase, creo que sería el mejor favor que nos podría hacer a los republicanos, anda, payo, porfa, no firme, de verdad de la buena se lo pido, con dos cojones, sí señor. O mejor aún, le sugiero que haga como su primo (seguro que son primos, es lo que tienen las monarquías) Balduino el de Bélgica y abdique para evitar firmarla; eso sí, que no sea temporal, no, si se abdica que sea de verdad de la buena.

Es favor que le pido a vuesencia, de quién espero El Nota no le conserve la salud muchos años. Ya lo he dicho siempre, hay que ahorcar al último rey con las tripas del último cura (metafóricamente, claro, o no, o yo qué sé).

Los macarras de la moral, del gran Serrat, que viene ni que al pelo:


Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

Lanarch dijo...

No tendría mucho sentido que excomulgaran al rey, que no tiene capacidad de elegir si firma o no, que yo recuerde. Es un caso completamente diferente del de los malvados parlamentarios que han votado la ley voluntariamente.

Aunque lo mejor es que, con lo fácil que es decir lo anterior, el cura ese cuyo nombre no me sale balbuceara para justificarlo nosequé polleces sin sentido XD

exseminarista ye-ye dijo...

¿Me estás diciendo que el rey es una figura puramente decorativa? Bueno, da igual, seguiría decapitándolo(s) y nacionalizando sus propiedades, uno que es así, de natural rojillo resentido. Y aunque su obligación sea firmar lo que le presentan, aunque fuera la III, sería divertido ver lo que pasa si se niega.

Y sí, divertido es siempre ver a un hipócrita intentando excusarse :-)