21 de enero de 2010

Por qué no he comentado nada, pero nada, del disco de Sabina

En principio me dije para mí mismo: "nada, tú escúchalo el par de veces más, que siempre te pasa lo mismo la primera vez que oyes un disco".

Después de un tiempo me comenté: "pero es que el 19 días y 500 noches fue maravilloso al igual que el directo con Serrat, aún estás bajo su influencia".

Ahora ya me digo lo que siempre me repetía mi abuela: "si no tienes nada bonito que decir mejor te callas la boca", consejo que procuro aplicar en mi vida diaria (a no ser que me toquen los mismos considerablemente).

Así que prefiero callarme la boca. Sólo tengo una pregunta: ¿volverá a ser el de antes o ha iniciado el declive? En fin, que éste no me lo compraré, creo que es el fin de la colección en formato físico de Joaquín.
Share/Save/Bookmark

4 comentarios:

Lanarch dijo...

Hace ya muchos, pero que muchos años, que Sabina empezó ese declive ;)

(Llevo posponiendo desde hace tiempo un post sobre las incorreciones sintácticas de 19 días y 500 noches y cómo la frase del estribillo no tiene sentido :P Se lo estuve restregando por las narices a un fan de Sabina que además es un nazi del castellano y fueron las risas :PPP )

exseminarista ye-ye dijo...

Bueno, siempre he sido un fan absoluto de este hombre. En este caso es triste verle decaer, ¡no hagas leña del árbol caído! :'(
Siempre queda la esperanza, o la ilusión, o ninguna de ambas.

Deprofundis dijo...

Sabina está hipermegavalorado.
He dicho.

exseminarista ye-ye dijo...

Discrepo absoluta y totalmente. He dicho yo también.