6 de enero de 2010

A blasfemar, a blasfemar que el mundo si no se nos va a acabar

Es que niño, empiezan prohibiéndonos el decir "me cago en dios" y acaban obligándonos a respetar el sabbat; sí, dicen que en principio es en Irlanda, pero llévate tú de eso y no comas. Así que un buen comienzo es apuntarte en el grupo Yo también he ofendido a un ser imaginario, lo que sólo sirve, ya lo sé, para expresar tu rechazo y tal pero es un buen comienzo. De la galería de fotos, que les recomiendo, les cuelgo la siguiente (para que no digan que sólo nos metemos con el Alá y Mahoma su profeta, desde siempre hemos escupido a nuestros santos, hombre, poddió):


Mola, way am ci ei, papaparara... XD
Y lo siguiente en esta sociedad 2.0 es mandarle una carta al gobierno irlandés diciéndole que caca, feo, eso no se hace, hostia puta me cagó to'.
Es como lo de renunciar a libertad por la seguridad, que decían; si lo aceptas no te mereces ni una ni la otra. Pues eso, que hay cosas más importantes que el respeto a algo inexistente (y si existe, indemostrable, que viene a ser lo mismo) y una de ellas es la libertad de expresión. A mí me joden más las declaraciones de los obispos, que si por mí fuera serían constitutivas de delito; seguro que en estos casos sí se acogen a las libertades de expresión y religiosa.
De todos modos, para que no se diga que aquí no respetamos la libertad de cada cuál en creer en sus dragones invisibles y si necesitas intervención divina, éste es tu sitio, entra entra, te va a gustar (o no).

Actualizado a las 14:45: Y que no se diga que aquí sólo nos metemos con el cristianismo, qué va, todas son igual de absurdas:


Share/Save/Bookmark

No hay comentarios: