15 de diciembre de 2009

No es eso, Mapoto, no.

Nos anuncia el señor Mapoto que lo deja, pero no, no den saltos de alegría fachosos y personas normales, no deja de escribir el blog, lo que deja es de hablar de (y/o mencionar las) tetas en el blog. En los comentarios ya expresé de una manera suficientemente fehaciente mi más profunda discrepancia con esta decisión que viene, tras las nuevas leyes de internet, a cortar la libertad creativa del blogger sobre la base de un supuesto buenrollito igualdadsexualitario (bonito palabro) sin pararse a pensar que ellas son absolutamente libres de hablar de tamaños, tabletas de chocolate o culitos bien puestos sin que nadie ponga el grito en el cielo (quitando algún que otro troll al que se ignora sin problema alguno).
Así que esperando reconsidere su decisión, sr. Mapoto (si es preciso le emborracharé esta noche, después, eso sí, de robarle la cartera para poder pagar la cuenta) le dedico este bonito poema como alegato promamario y libertario:
Tienes que cambiar de idea, debes reconsiderarlo
Ellas son todo belleza, en ellas no hay nada malo.
Tetas, pechos, ¿qué es lo feo, qué es lo más degenerado?
A mi entender lo malvado, lo horrendo, lo depravado
Sería vivir sin ellas, sin tenerlas a mi lado.
Y a vivir que son dos días, amoshombreporelNota :-)
Creo que necesito más café, o una birra, o lo que sea.
Share/Save/Bookmark

4 comentarios:

eulez dijo...

Anda sí, invítale a algo duro, que lo necesita. Joe, si hace falta que ponga menos post, leches.

exseminarista ye-ye dijo...

Al final no apareció el jodío :-( Pero si cree que así se va a escapar lo tiene claro :-p

Mapoto dijo...

Ejem... sigo sin prometer nada.

exseminarista ye-ye dijo...

Bueno, manquesea has dicho algo, ahora repite conmigo... :-p