29 de diciembre de 2009

El otro día cogí la guagua

Aclaración previa para los cientos de miles de lectores hispanoamericanos:
  • Coger: en Canarias (y el resto de Islas y la España(coño) peninsular) este verbo no tiene ningún tipo de connotación sexual. Vamos, que sólo significa "agarré", "tomé", "me subí en", etc...
  • Guagua: en Canarias (en el resto del país no se usa) pura, única, sólo y exclusivamente se utiliza para denominar al en otros lares conocido como autobús, autocar, bus, colectivo, etc... Nunca y en ningún contexto se usa para nombrar a los niños pequeños, como sucede, por ejemplo, en Chile.
Vale, ahora aclarados ambos términos y no me fueran a acusar de pedófilo sólo por el título del post, que a saber, que hay mucha gente enferma por ahí y suele pasar que los defensores de la moral son los que más inmundos pensamientos tienen, viendo alusiones y provocaciones donde no las hay, prosigo con la historia, que también podría haber llamado "El otro día usé el transporte público" pero en su momento no me salió, así que vayámonos a la historia propiamente dicha.

Debo aclarar de entrada que normalmente no uso el transporte público, por muchas razones que iré desgranando posteriormente. En el año que se nos acaba entre guaguas, tranvía y taxis lo habré utilizado no más de 10 veces y 6 fueron en las dos semanas de carnavales. Obviamente, la principal razón (que creo he mencionado alguna vez) es que viviendo en pleno centro de San Cristóbal de La Laguna, maravillosa ciudad donde las haya, para moverme me son suficientes ambas piernas, teniendo todo todito al alcance de la mano y lo más importante a menos de 10 minutos. Pero aún así casi a diario hago el trayecto entre La Laguna y Santa Cruz, ida y vuelta, no más de 10 kilómetros que en coche, por autopista y sumando el tiempo que tardo aparcar al llegar a Sta. Cruz (en La Laguna tengo garage) se hacen en unos 20 minutos. Y te dirás, siendo de natural rojillo y ecologista y cosas así, ¿por qué no usas el transporte público, alma de cántaro, que seguro tardas lo mismo y contribuyes a mejorar el medio ambiente? Pues bien, responder a esta pregunta no es tan sencillo, no vale tan solo decir "pues por vago" (que es una buena razón), ni "por sociópata" (que es una razón aún mejor), no hijo no. Así que ahora viene el por qué el otro día cogí la guagua, de aquéllo que me aconteció y del por qué se le quitan las ganas a uno de repetir.

Ambas ciudades que, como puedes comprobar, forman un continuo en el espacio tiempo.

En casa (nótese que cuando hablo de "casa" es la de mis padres, sita en Santa Cruz; cuando es la propia digo "mi casa", en La Laguna) por motivos que no vienen a cuento es más importante el almuerzo del día de Navidad que la cena de Nochebuena (sí, soy ateo, pero no me voy a privar de degustar viandas varias y vinos muchos por motivos ideológicos, ¡vamos hombre!). Y por razones ajenas a mi voluntad me descubrí el día 25 a las 2 de la tarde aún en La Laguna y sin poder coger el coche; bueno, más bien fue por razones fruto de mi falta de voluntad pues siendo las dos de la tarde aún estábamos de amanecida en el pub de un colega haciendo lo que se suele hacer a esas horas, echarse cubatas, comer churros (¡no, no son incompatibles!), hablar de todo y de nada, pontificar, discutir, reconciliarse, arreglar el mundo y estropearlo un poco más. Afortunadamente uno de mis hermanos, que también estaba presente, no sólo había dormido un par de horas (bueno, 3 ó 4 ó más) sino que además apenas había bebido a lo largo de la noche, así que bajamos ambos juntos en su coche hacia la comida que nos esperaba, no sin antes asegurarme que por supuesto cuando acabara la reunión familiar me volvería a subir.
No sé por qué aún sigo creyendo a mis hermanos. Cuando me vine a dar cuenta y tras el par de horas de sobremesa estaba dormido como un tronco (y eso que el jodío había dormido), mi otro hermano llevaba el coche lleno y no iba a hacer moverse a mis padres así que ni corto ni perezoso (bueno, esto sí) me dije "¡quiero irme a casa, quitarme las lentillas y echarme en el sillón pero ya!" así que en un arranque de valor me levanté del sillón, di un par de besos a los viejos, cogí uno de los miles de libros que aún tengo en casa de mis padres y me dirigí raudo (bueno, más bien lento) hacia la parada de guaguas más cercana.
De entrada descarté inmediatamente subir a La Laguna en tranvía; casa está equidistante de ambas paradas, la del tranvía y la de la línea de guagua que sube directa por la autopista, pero mientras que en esta última el trayecto se hace en 15 minutos, el tranvía requiere un mínimo de 35 minutos pues para eso se mete por todos los barrios habidos y por haber y el par más que aún no son siquiera barrios pero en los que nuestros previsores políticos ya han decidido invertir (ellos y sus amigos). Además, el precio en ambos es igual, 1,30 € (95 céntimos si tienes bono que no es mi caso). Pero bueno, en caso de haber elegido el tranvía habría tardado 5 minutos en llegar a la parada, ponle 7 minutos de media (era día festivo) en que llegara, 35 min (siendo optimistas) en subir y otros 5 minutos en llegar a mi casa; total, como mínimo 52 minutos, ¡casi una hora, manda huevos!
Pero bueno, como tengo estudios y eso y elegí la opción supuestamente más rápida, seguro que tardaría menos, así que como ya dije me fui con mi libro bajo el brazo hacia la parada, 5 minutos de na'. Una vez allí y aunque uno es un poco desesperado (amén de sociópata, creo que ya lo dije) debo reconocer que no tardó mucho en llegar, ponle 10 min de tensa espera sentado (y sin luz suficiente para leer). Llegó, pagué y a los 15 min ya estaba en mi ciudad, la maravillosa y encantadora Ciudad de los Adelantados, aunque claro, no todo podía ser bueno; resulta que con la entrada en vigor del tranvía y hay quien dice que para "promover", "fomentar" y obligar a que la gente lo use ¡ninguna de las guaguas que hace el trayecto S/C-Laguna para dentro de la ciudad! Antes pasaba por calles más o menos céntricas con lo que cualquier parada quedaba a un máximo de 5-10 min de cualquier barrio; ahora el tranvía sí lo hace, mas la guagua te deja directamente en la estación, que está al otro extremo de la ciudad, donde el diablo perdió los calzones y a millones de años luz de cualquier barrio decente. Resultado: 15-20 min más hasta mi casa. Tiempo total del trayecto: 45-50 min. ¡Aún así es más rápido que el tranvía! (Aclaración: en dirección Sta. Cruz sí hay paradas dentro de La Laguna, pero claro, a la hora de subir ya nos jodió el profeta).
Así que vayamos a la primera razón: un trayecto en el que tardo 10-15 minutos (no tengo que buscar aparcamiento en La Laguna) se transforma en uno de 45-55 minutos (y eso con suerte); lo siento, en el peor de los casos 45 minutos que pierdo y podría emplear en cosas mejores, o peores, o cualquier cosa que me saliera del yaznaki, vamos hombre.
Respecto a la segunda y no por eso menos importante razón tenemos básicamente el precio, punto bastante discutido y del que sé que Vespinoza no va a estar de acuerdo conmigo (aunque, Vespi, tú bajas en coche, ¿no? ;-) Bien, sé perfectamente que a largo plazo probablemente sea más barato usar el transporte público, pues a lo que es puramente gasolina hay que sumarle todos los demás gastos que lleva el coche, pero este gasto lo voy a hacer quiera o no quiera, seguro una vez al año, al igual que cambio de aceite y revisión. Pero lo que es a corto plazo y que debo reconocer que en estos momentos es lo que más me importa, es más barato usar el coche, por lo menos en este trayecto. Porque sumemos (y multipliquemos): 0,95 € (con bono) x 2 trayectos x 5 días a la semana = 9,50 € cada 5 días; gasolina: 10 € cada 8 días - 6,25 € cada 5 días. ¡Si no tienes un duro y no llegas a fin de mes mejor usa el coche! Y es que, que alguien me lo explique, si aquí disfrutamos de la gasolina más barata de España(coño), uno 30 céntimos menos por litro, ¿¡por qué tenemos el transporte publico más caro de España(coño)!? (o al menos uno de los más caros, ¿cuánto cuesta en tu ciudad/provincia? Por cierto, que esto no es un llamamiento para que suban la gasolina que es lo que nos faltaba y a estos cab.... no hay que darles ideas). Y eso teniendo en cuenta que estamos en la región con los sueldos más bajos y el paro más alto, rozando (si es que ya no lo ha pasado) el 30% de la población activa. Encima, nos encontramos con una política de potenciación del tranvía que incluye la reducción de líneas y frecuencias en las guaguas. ¡Bien señores, eso sí es potenciar el transporte público! Luego montan grandes campañas con Ricky Rubio diciendo "mejor en guagua", ¡manda huevos!
La tercera y última razón es más de orden personal y en ella incide mi ligera sociopatía; vamos, no soporto a la gente ni las aglomeraciones, en bares atestados sí puedo estar pero porque previamente me he anestesiado a base de destilados alcohólicos y algún psicotrópico que otro (lo mismo que en carnavales), pero por lo demás si por mi fuera los encerraba a todos (menos a los míos, claro) en sus casas bajo llave. Por suerte y al ser el día de Navidad por la tarde/noche en la guagua eramos cuatro gatos y la conductora, doblemente suerte porque estaban calladitos a pesar de incluir el par de la subespecie macho humano (por llamarlo de algún modo) chanfli adolescente y para mi desgracia no llevaba encima los auriculares del móvil, que es lo que uso como mp3. Pero cualquier otro día a cualquier otra hora tanto la guagua como el tranvía van petados, no hay aire ni vergüenza (putos críos con la música en el móvil distorsionando a toda hostia) ni desodorantes muchos. Vamos, va uno más cómodo en su coche, con su música y fumándose su cigarrito, ¡dónde va a quedar!
Pero bueno, como no quiero que esto quede como un alegato antiverde, desde esta tribuna te lo digo pero ya: ¡usa el transporte público! Joer, que si no tardo más en llegar y me jodes los tiempos. Puto país, así nos va, jodío Nelson que no nos conquistó :-(

Y ahora, algo completamente diferente: se dice, se cuenta, se rumorea que El Monstruo del Sebadal vuelve a estar soltero. ¡Ya te digo que soy el último en enterarme de las cosas, no sabía que tenía una relación!
Share/Save/Bookmark

3 comentarios:

vespinoza dijo...

Estoy de acuerdo con ud. Yo por las mañanas tambien tardo 20 min el llegar al trabajo en coche que se transformarían en 50 min en guagua y 1,10 en tranvía

Miguel Mora dijo...

'agarré', 'tomé', 'me subí en'... estas sí que tienen connotaciones sexuales ;)

El transporte público en Canarias, sobre todo las guaguas, siempre ha sido de lo peorcito. Caro y lento. Es lo que tiene trabajar sin competencia, en ambos sentidos.

Deprofundis dijo...

la verdad que yo sigo prefiriendo el tranvía porque pasa más a menudo y es menor la espera en la parada que en hora punta puedes estar esperando hasta 20 minutos para que una 015 pare y luego encima te para en el intercambiador y tendría que coger otra hasta el curro y a la vuelta ni te digo.
A mi no me convences con lo que la guagua tarda menos!!
tranvía rules!!
(bueno, y mi coche ni te digo)