8 de noviembre de 2009

La historia de amor más breve y hermosa del mundo

Simpática chorradica que me envía Fisherman:
Había una vez un hermoso príncipe que le preguntó a una bella Princesa:
- ¿Te quieres casar conmigo?
- Y ella le respondió...: ¡¡¡NO!!!
Y el príncipe vivió feliz por muchos años yendo a pescar, a cazar y al bar todos los putos días con sus amigos y tomaba mucha cerveza, vino y cubatas, se ponía hasta las orejas de tapas cuantas veces quería. Jugaba al golf y al envite, comía caviar porque le alcanzaba la pasta para eso y mucho más. Dejaba la ropa tirada en la silla del comedor y follaba con vecinas, amigas y cualquiera que se encontrara por ahí. No tenía que competir con vecinos y amigos por el mejor coche, la mejor casa, el mejor sitio de vacaciones, etc.
Y se tiraba pedos a mansalva y meaba salpicando la tapa del water y con la puerta del baño abierta. Cagaba leyendo sin límite de tiempo y cantaba eruptando y se rascaba los güevos a dos manos. Veía páginas guarras en internet y fútbol todo el fin de semana... y nunca nadie le tocó las pelotas y fue feliz hasta el fin de sus días.
Es que hay cuentos que emocionan... XD
Share/Save/Bookmark

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues no te digo nada de lo que ganó la tía...

Anónimo dijo...

oops
soy yo, que ando vaga para conectarme y me apetece hacer de trolito
guau!!

exseminarista ye-ye dijo...

Jajaja, con pedazo elemento no te digo que no XD
Por cierto, supongo que tú eres tú, pero ¿qué tú? :-P

eulez dijo...

Jajaja, bueno, bueno, en realidad la vida de soltero no es tan buena... Chiste típico de casado.

exseminarista ye-ye dijo...

Joer, ya te digo, ¡ojalá fuera tan buena! Cualquier parecido con la realidad es de hecho pura coincidencia.