19 de noviembre de 2009

Del fracaso

A pesar de mi intento de dedicarle a esto más palique serio y menos chorradicas, siempre he sido un firme defensor del cambio de ideas e, incluso, de la contradicción profunda como enriquecedora forma de vida, lo que llevo hasta las más firmes consecuencias finales. Así que aquí les cuelgo un chistecillo, parte de una serie que me mandó un Señor de Segovia por correo electrónico:


 Pero claro, no todo va a ser risa y jolgorio; considero que esto no sólo lo podemos aplicar al normalmente tedioso trabajo, que como bien sabemos nos roba un tercio de la vida (sí, voy a volver a decirlo y tantas veces como haga falta) sino además a cualquier otro aspecto de nuestra vida diaria. Porque quitando la chorrada buenrollista de "los fracasos te hacen más fuerte" (yo no quiero endurecerme, estoy bien como soy y me gusto mucho, gracias) sí es verdad que podemos aplicar lo de "postponer nuestro éxito" a cualquier aspecto de nuestra vida real: me niego a fracasar en algo importante para mí, a partir de ahora pospondré su éxito :-)
Y bueno, como al final parece que no sólo todo fue risas, fiesta y alegría, que alguna chorradica seria sí que inclui :-p les añado otro que sí que aplico en la vida real a la hora de ir al tajo:


Y en realidad si comienza un nuevo mes y aún no me has pagado, el rendimiento llega a ser negativo; vamos, puedo llegar tranquilamente al -300% tras 10 días sin habrer cobrado, jeje.
Share/Save/Bookmark

No hay comentarios: