20 de octubre de 2009

No puedo evitar comentarlo

Porque hay titulares que me sacan ligeramente de quicio. Pongamos, por ejemplo:
El síndrome de Down existe para decirnos algo.
Pues no; aún a riesgo de herir sensibilidades, pues todos conocemos alguna persona con síndrome de Down o, al menos, a alguien con algún familiar, sólo puedo decirte una cosa: el síndrome de Down no existe para decirnos nada. Tampoco la muerte. Tampoco el nacimiento ni la enfermedad. Existe porque, simplificando, hay un error en la división celular cuando se están formando los gametos, ni más ni menos.
Si existiera para decirnos algo lo mismo podríamos decir de todos los demás síndromes, de todas las demás enfermedades, de todo lo que nos rodea. Pues no, todo existe sólo porque existe, no porque se intenta que alcancemos un nivel de conciencia superior ni para dar un sentido a nuestras vidas. Creo que el Siglo de las Luces fue hace ya un par de siglos y que el tiempo en que todo lo que no entendíamos era una señal de los dioses pasó hace milenios.
Lo que sí nos dice algo es cómo te comportas con las personas que tienen síndrome de Down y eso nos habla de ti y de lo humano que eres. Pero no, el síndrome en sí no nos dice nada, por mucho que nos duela es producto de un error.
¿Querría tener un hijo con síndrome de Down? Probablemente no, soy egoísta y quiero lo mejor para mí y para mi hijo.
¿Cuál es mi actitud ante personas con síndrome de Down? La misma que ante cualquier otra persona; bueno, miento, la gran mayoría de las personas no merecen que se les muestre aprecio ni cariño, mientras que la gran mayoría de los que conozco con el síndrome sí.
Share/Save/Bookmark

4 comentarios:

elena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Enanito dijo...

arrgg.. este verano tuve esta mismita discusión con cierto pariente de Dr Octopus, hay que empezar por convencer de que no hay NADIE ni NADA enviando el mensaje, y ahí es dónde se hace IM-PO-SI-BLE razonar... me estreso sólo de recordarlo...

Efrén dijo...

He leido la noticia de La Opinión y tengo otro punto de vista. Creo que el artículo enfoca al Síndrome de Down como una persona con una capacidad de amar y una sensibilidad especiales, características que hemos perdido un poco. Creo que se refiere a esto y no a otra cosa.

exseminarista ye-ye dijo...

Sí, se refiere a eso, ¡¡pero no me uses este titular, por Doraemon!! Eso es lo que me revienta, con cosas como éstas seguimos promoviendo el pensamiento mágico y la única magia que hay es la de los libros de fantasía (que si son buenos, por otro lado, me encantan).