30 de septiembre de 2009

Una lógica enfermiza, pero lógica

Un lógica criminal, pero lógica. Una lógica canalla, pero qué se puede esperar de quien vive de vender cuentos y castigos. Porque dice el arzobispo Silvano Tomassi, representante permanente del Vaticano ante la ONU (por lo que para mí lo dice el mismo Paparatzi) que "no se debería hablar de pedofilia sino de homosexuales atraídos por adolescentes", trayendo a colación el término "efebofilia", vamos, que los curas que atacan y violan a adolescentes no son criminales sino son parte de una "minoría sexual" que se sienten atraídos hacia "varones de 11 a 17 años". Con lo cual criminalizas a las minorías sexuales y a la vez reivindicas a los criminales que tienes entre tus miembros.
Porque si ya partimos del hecho, cierto para la Iglesia o al menos sus representantes, de que los homosexuales son enfermos, todos, pues es más fácil decir que tus pederastas hacen lo que hacen porque son homosexuales. Hijo de puta, con todas las letras. Tus pederastas, todos los pederastas, cometen uno de los peores crímenes que se pueden cometer, atentan contra la inocencia de un niño, tu propio dios te advertía contra ello, ¿no? Quizás deberías leerte el Evangelio de nuevo. Hijo de puta, porque trivializas un crimen horrible.
¿Y los que atentan contra niñas? Bueno, quizás para ti una niña de 11 años ya es una mujer desarrollada, por lo que tampoco se podría hablar de pederastia.
Ojalá hubiera un dios; tú y los que piensan como tú se habrían ganado el peor de los infiernos, no los homosexuales ni las mujeres que hacen con su cuerpo lo que quieren, eso es seguro. Pero seguramente sabes muy bien que nada de lo que hagas ahora te repercutirá en un más allá inexistente. Quizás habría que crearles un infierno en vida, antes de que murieran.
Hijo de puta, si disculpas una conducta asesina eres su cómplice.
Share/Save/Bookmark

3 comentarios:

Lanarch dijo...

¡Iraaaaaaaaaa!

Menudo bastardo. Y encima dirá que simplemente describe la situación de forma objetiva; como si lo viera.

Jezabel dijo...

Qué gentuza, por todos los dioses inexistentes.

exseminarista ye-ye dijo...

Se me ocurren miles de interesantes y dolorosas torturas, pero habría que pillarle primero, claro.