17 de septiembre de 2009

Es que somos unos verdaderos poetas

Las tardes suelen molar, suelen ser muy entretenidas y si no, siempre te queda la posibilidad de echarte una siesta larga, pasear, leer, curiosear por los interneces, etc... Las tardes están bien.
Las noches están mejor, te echas unas birras con los amigos, puedes ver pelis, series amontonadas, leer cómics y libros, mirar las estrellas, perderte al lado de casa o, si hay suerte, en los ojos de alguien. Las noches me gustan, mucho.
Los fines de semana prefiero empezarlos a mediodía, una buena hora tras sueño (o no) reparador, puedes desayunar e inmediatamente irte a tomar un vermut con los amigos en la plaza del mercado. Los fines de semana se disfrutan a tope.
Las mañanas apestan. Empiezas levantándote de la cama, ¿¡puede haber algo más obsceno!? Te tragas a toda prisa una taza de café y te diriges con mala hostia por una autopista repleta de gente de mala hostia hacia un sitio en el que desperdicias una tercera parte de tu vida a cambio de un dinero que apenas te da para vivir. Odio las mañanas.
Además, tienen algo mucho peor; muchas de las mañanas son aburridas, muy aburridas, extremadamente aburridas. No puedes hacer nada sino quedarte en tu mesa de despacho, haciendo como que haces algo. Odio mucho más las mañanas aburridas.
Pero de vez en cuando conviertes en "creatividad" lo que podía haber sido una completa pérdida de tiempo, de vez en cuando las musas acuden a ti.
Hay quien postea haikus, cosa que se agradece, pero Vespinoza, el amigo Ricardo y el que les escribe hemos ido más allá, hemos creado lo que será, auguro, una nueva tendencia bitacoril, hemos comentado en verso (Vespi y yo no es la primera vez, de vez en cuando nos da por ahí) y desvariado a cuenta de la entrada No hay que sacar las cosas de quicio, en la que habla del referéndum de Arenys de Munt y lo extrapola a Canarias.
Señoritas y señores, en directo desde El Infierno es Aquí, me enorgullece presentarles nuestra tan magna obra. Eso sí, sean piadosos con nosotros, tengan en cuenta que los tres tenemos una nula formación literaria, quitando tal vez Literatura del instituto, allá por los años 80, joer, cómo pasa el tiempo, que de pronto son años.... Eso sí, hemos leído mucho mucho mucho, aunque me temo que poca poesía, eso es así (corríjanme si me equivoco).
Hala, no me enrollo más, ahí les dejo con nuestros desvaríos:

¿Dónde hay que firmar
para realizar
la consulta popular
que ha Baviera nos ha de incorporar?

(Por cierto, ¿estará Baviera interesada en adoptarnos?).

Querido exseminarista vos no os desesperéis
Ya fuimos un solo pueblo allá por el dieciséis
Con un poco de paciencia podrás sentirte pletórico
Si devolvemos al austria este territorio histórico

Si amas vivir en Tacoronte
cuya belleza está en el monte
es probable que detestes
pertenecer a Alemania del Este

Nota del autor:

La pertenencia de Baviera a Alemania del Este es un licencia poética

Habrá que tener cuidado
y separarse con tino
No sea que por despecho
construya "El Muro" Paulino

Un muro yo construía
alrededor de Paulino
donde también metería
al Sr. Burns, Melchior,
Soria y otros pollinos,
pa' que así estuvieran todos
sin luz, sin agua y sin vino.

Si hubiera que hacer un muro
Mejor hacerlo de roca
pa que a Zerolo y Paulino
No les puedan pasar Coca*




*Cola se entiende

El peor castigo no es un muro
políticos convertirdos en ranas
por medio de un potente conjuro
nos colmaría de justicia las ganas

Batracios ellos ya son,
convertirles no hace falta,
además asi podrían
pasar el muro, salta que salta.

Yo les cortaba los huevos,
yo les dejaba sin coca,
y un buen hierro al rojo
se los metía por popa.

(Pero sin acritud :-)

Se le ocurrió a Tarantino
que mejor que lo del huevo
es poner a dos negracos
a practicar el medievo

¿Será por eso por qué
se le ocurrió, al muy tunante,
encarcelar sin motivos
al ilegal inmigrante?

¿Será que le dio miedo,
"no me vayan a encular",
que en La Esperanza los mete
y no les deja ni hablar?

Zerolo el muy delincuente
baña su cuerpo en el mar
mientras piensa con deleite
¡Un negro quiero aruñar!

Un negro grande y fornido,
piensa su mente caliente,
que venga todo desnudo
Y QUE NO VENGA DE FRENTE

Señor, no se me despiste,
ni vaya por la tanjente
que el tema de tanto alpiste
es "Cataluña independiente"

Por mí que se independice
y que se lleve a Zerolo,
pues en Barna encontrará
muchos negros, coca, y moros.

Mas si hay que separarse
de España sin acritud
sigo firme en mi actitud
o el cambio es pa' mejorar,
sea Baviera o Finlandia,
a Don Pepito le digo:
"¡marchese usté a mudar
y llévese a sus amigos!"

:-)

Tiene usted mucha razón
mi queridísimo amigo
¿Quien querría independizarse
para estar aun más jodido?

Mire usted a los saharauis
empezaron muy contentos
luego vino Mohamed
y les fastidió el invento

Pues colorín colorado
estamos todos de acuerdo,
con permiso de Ricardo
que hoy nos ha acompañado.

Y siguiendo con permisos,
si usted me lo concediera
esto va directo al blog,
a mi Infierno, que es el suyo,
para el eterno disfrute
de por quién allí viniera.

Publiquelo usted si quiere
para quien quiera leer
tantos ripios mal rimados
no se deberían perder


Share/Save/Bookmark

7 comentarios:

vespinoza dijo...

Unas buenas risas si señor, además de las múltiples llamadas por el teléfono de la oficina al grito de "exseminarista acaba de contestar, ahora te a tí" o ¿que rima con huevo?

Deprofundis dijo...

plas plas plas
me ha encantado, para cuando una tertulia literaria de esas en las que se improvisaban sonetos??

ricardo dijo...

Unas buenas risas, sí señor. Eso sí, nótese que mi producción poética fue escasita.

Mapoto dijo...

Qué elegancia la de ustedes
si me hubiera metido yo a poeta
para congraciar a vuestras mercedes
metería un buen par de tetas.
O algo.


La próxima ya me saldrá mejor...

exseminarista ye-ye dijo...

Pues muy bien que me parece
que hubieras metido tetas
pues estas dos protuberancias
mejoran todas las letras.

vespinoza dijo...

Cuando nombra usted una teta
veo que se pone a mil,
creo que el mal que le afecta
es la demencia SENIL

exseminarista ye-ye dijo...

Con cariño yo le digo:
discrepo de su sentencia.
¿El verdadero motivo?:
que sigo en la adolescencia.