24 de julio de 2009

Historia de una historia (y III) (Reseña cumpleañera II)

Corre Mono, corre, no te atrases que siento su pestilente aliento, ¡te ha atrapado! ¡Lucha, lucha contra la maldita bestia!


¡Noooooooooooo! Mono, tu también amigo mío, ¡qué horror, qué desgracia, cuánta maldad! ¡Nota, se gira hacia mí! Tengo que salir de aquí.


He luchado en mil batallas y nunca nunca había visto tal carnicería. Mientras intentaba esconderme entre la espesura se ha cruzado en el camino del Conejo con Grandes Dientes Puntiagudos un inocente mapache, no quiero recordarlo pero me ha espantado tal visión.


¿Me habrá visto, olido, presentido? ¿¡Qué es ese ruido!? AAaaaaaghs....


------o------

Pues sí, gracias a Deprofundis soy el afortunado poseedor de un Conejo Sangriento de Grandes Dientes Puntiagudos de la gran peli Monty Python and the Holy Grail, con certificado de autenticidad y todo que dice "Personally viewed from a great distance by brave Sir Robin, who allows that it might be a rabbit, but it was hard to tell on account of him being five miles away at the time", en el tiempo que todo esto pasó, claro, y de lo que fue testigo; probablemente comprado aquí.

La aparición estelar de el Mapache Aplastado es cortesía de Kelly O (gracias bicho por regalármelo MUAHAHAHAHA); puedes encontrar más animales aplastados en Road Kill Toys (lo siento El enanito, pero me siguen pareciendo enternecedores; ¿tendré algo mal?).

Lo siento Hello Kiky pero sólo podía quedar uno y ése era el conejo.

Los cambios de color del maravilloso Conejo Sangriento de Grandes Dientes Puntiagudos se debe a la luz ambiente, si usaba flash refulgía cosa mala y las bombillas de bajo consumo es lo que tienen; en la real realidad es blanco nuclear con manchas rojas.

¡Ah!, la foto de fondo fue tomada de aquí.

El Exseminarista ye-ye asegura que ningún animal ha sido dañado durante la grabación de esta parida mental. Tanto Jirafa como Mono se encuentran en perfecto estado de salud y comparten alborozados su espacio vital con su nuevo compañero. Mapache no se puede decir que esté en buen estado de salud, pero puedo asegurar que dentro de su bolsa de cadáveres no tiene pinta de pasarlo mal y que ya estaba así cuando tan generosamente me lo dieron (y si cuela...)

Y esto es todo por hoy, me voy a desvariar a otro lado :-p
Share/Save/Bookmark

10 comentarios:

vespinoza dijo...

Es un conejo espantoso
de color amarilloso

exseminarista ye-ye dijo...

Que no, que es un conejo precioso de color blancoso :-)

vespinoza dijo...

¿No estarás tu confundido?
Quizás es que hayas bebido

exseminarista ye-ye dijo...

No he probado ni una gota
desde antes de acostarme
te lo digo Vespinoza
sin buscar justificarme,
cuando digo que es blancoso
con rayas sanguinolentas,
no sólo es porque lo he visto,
¡es que lo tengo delante!
:-p

Kely O dijo...

Enternecedora historia, pero quiero el mapache de vuelta a mi hogar, ya!!!(me hace tanta compañía...) y si te cansas del encantador conejito también puedes dármelo.

vespinoza dijo...

Cuando íbamos en coche
Todos pensamos ¡un bache!
grande fue nuestra tristeza
Resultó ser un mapache

exseminarista ye-ye dijo...

No te lamentes por ello
todos de los agradecemos
Kely O no duerme sola
ni se queja por los bares
pues ya tiene compañero
gracias a tu atropello

vespinoza dijo...

Kely O come lechugas y llora con desconsuelo

Pues en lugar de un mapache ella querría un muchachuelo

exseminarista ye-ye dijo...

Cuando vayas con el coche
apunta con más cuidado,
atropellas a un efebo
y tendrá un pibe aplastado.

Seguirá con las lechugas,
seguirá sin comer pollo,
pero ya no llorará
ni saldrá buscando rollo.

:-p

vespinoza dijo...

:)))