3 de julio de 2009

Glutamato ye-ye - Todos los negritos tienen hambre y frío y Alicia

Aprovechando que de último he estado "hablando" con Ricardo de los poco conocidos por el vulgo Glutamato ye-ye, les contaré un fisco de este grupo nacido durante la famosa Movida, allá por 1979, y que se disolvió en 1986. Fundado inicialmente por Ramón Recio e Iñaki Fernández, de característico bigote, por sus filas pasaron bastantes músicos, grabando un total de 3 LPs, Vive subida (1986), ...¡esto fue todo! (1987) e Y al tercer año (1990; sí, la mayoría después de disolverse, qué cosas, ¿no?), así como 5 mini-LPs y EPs. En el 2001 sacaron el Grandes éxitos, inéditos y rarezas, de recomendada adquisición (si es que lo encuentras; a mí por estos lares me costó El Nota y ayuda [de Nexus 6]).
Las canciones que les cuelgo, Todos los negritos tienen hambre y frío y Alicia, son sin duda de las más conocidas del grupo (y las que más me gustan, ofcors), aunque también tienen otros muchos temas maravillosos, entre los que puedo recomendar (o a lo mejor te suenan) Un hombre en mi nevera, Hare Krashni, Sabes bien (buenísimo), Las torres del silencio (maravilloso), Verde que te quiero verde (...no protejas el medio, protégelo entero...), Dulce pequeña Ramona, Todo va dabuten o la ya comentada Soy un socio del Atleti.
A pesar de que Todos los negritos... es un tema cargado de ironía, el propio Iñaki comentó en una entrevista que dirigiéndose todos a ensayar se quedaron anonadados cuando al pasar al lado de una iglesia escucharon al coro parroquial ensayarla, ¡no se habían enterado de la misa la mitad!



De Alicia poco puedo contar; tan sólo que fue la canción que, allá en la prehistoria del instituto, me enamoró como quien dice y consiguió que grabará todos los discos que pude conseguir de ellos, que fueron pocos la verdad sea dicha, ay, el cassette, qué gran invento:



Si está en tu mano, no dejes de descubrirlos. Recuerdos de mi (y de muchos) adolescencia en estado puro :-) Y aunque cualquier tiempo pasado no fue mejor, me recuerda miles de buenas cosas, los primeros petas, las primeras fiestas, cuando empezabas a descubrir la música que te marcaría, el insti, uf, mejor paro que lleno todo de nostalgia.
Fuentes: mi cada vez más débil memoria y la Wikipedia, claro.
Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

vespinoza dijo...

Me ha despertado ud (y el Ricardo) la nostalgia. Corro a ponerlos en Rockola.fm

exseminarista ye-ye dijo...

Cuidado no te vayas a tropezar :-p