26 de abril de 2009

¡Tengo gato!

No, por desgracia aún no he sustituido (¿sustituir?, ¿reemplazar?, ¡imposible!, se les disfruta mientras se puede) al que fue el gato de mi vida, aquella mezcla de siamés con persa que fue mi cuarto hermano durante década y pico, no, aún sigo siendo irresponsable y mi casa continúa ocupando en metros cuadrados casi menos que la plaza de garage (bueno, un fisco más, me gusta exagerar). Pero volvía el otro día no me acuerdo de donde cuando me di cuenta, tras 6 años viviendo aquí, ¡que tenía gato! Compartido y lejano, pero en mi azotea hay uno :-) ahora sólo me falta uno de carne y hueso en el salón ronroneando:


Share/Save/Bookmark

4 comentarios:

Hello Kiki dijo...

Pues yo tampoco me había dado cuenta! Tendré que fijarme...

exseminarista ye-ye dijo...

Joer, si ya te digo, yo tardé 6 años en darme cuenta :-)

fisherman dijo...

ya sabe toda canarias donde vives

exseminarista ye-ye dijo...

¡Joer, mira que exageras! Ni que no hubieran plazas con árboles por aquí (bueno, en Fuerte alomojó no :-p ). Un abrazo